Consejo de la Cultura realiza segunda encuesta de comportamiento lector

El estudio, que ya se está llevando a cabo en todo el país, contempla un universo de 8.500 casos y se extenderá hasta mediados de junio. La iniciativa se enmarca en el Plan Nacional de Fomento de la Lectura “Lee Chile Lee”, coordinado por el Consejo de la Cultura, Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos y el Ministerio de Educación.

¿Cuánto tiempo lee durante la semana?; ¿qué tan a menudo le leían sus familiares cuando era pequeño?, ¿le gusta que le regalen libros?, ¿con qué frecuencia usa internet?. Estas son el el tipo de preguntas que conforman la segunda encuesta de comportamiento lector, que el Consejo de la Cultura (CNCA) ya está realizando en todo Chile.

La ministra de Cultura, Claudia Barattini, destacó la importancia de este estudio, cuyos resultados se darán a conocer el segundo semestre de este año. “Este estudio amplía considerablemente la muestra de la encuesta anterior y nos permitirá tener una visión región por región sobre el comportamiento de los chilenos respecto a la lectura. Con esta herramienta podremos ser más precisos en las políticas a desarrollar, tomando en cuenta la diversidad y pluralidad de opiniones”.

A diferencia de la primera encuesta -realizada en 2011- esta versión será de representatividad regional y nacional, por lo que se podrán obtener datos individualizados por región. Otro ítem que las distingue es el universo que analizan. La segunda encuesta lo amplía considerablemente, abordando aproximadamente 8.500 casos. La primera versión contempló sólo 1.217 hogares.

La encuesta se está aplicando a chilenas y chilenos de entre 9 y 65 años que residen en el país, para lo que se han definido dos cuestionarios diferentes: de 9 a 14 y de 15 a 65.

La iniciativa se enmarca en el Plan de Fomento de la Lectura “Lee Chile Lee”, coordinado por el Consejo de la Cultura, Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos y el Ministerio de Educación.

La realización de esta encuesta está en manos del Instituto de Sociología de la Pontificia Universidad Católica (ISUC), a través de MideUC, quienes se la adjudicaron mediante una licitación pública realizada por el CNCA.

Volver arriba