Teatro “La Mala Clase” inicia itinerancia con funciones gratuitas en la Región Metropolitana

La Chancha y La Mala Clase, escritas por Luis Barrales y dirigidas por Aliocha de la Sotta, abren su itinerancias regionales presentándose gratuitamente en cuatro comunas de la RM, gracias al apoyo de Fondart Regional 2013.

Teatro La Mala Clase inicia su circuito de presentaciones gratuitas en cuatro comunas de la Región Metropolitana: Lo Prado, La Granja, San Joaquín y Quinta Normal. Tras cuatro años de existencia, la compañía ha desarrollado un trabajo teatral creado para el público adolescente, logrando que más de 90.000 jóvenes disfruten de ambos montajes.

La obra “La Mala Clase”, ganadora del premio Altazor 2010 en la categoría de Mejor dramaturgia, nos expone explícitamente la injusticia social en el sistema educacional chileno. Cinco son los personajes que encontramos sobre el escenario, quienes a través del diálogo y el contraste de ideas, protagonizan un cruce valórico –político intergeneracional que pone en jaque el sistema.

Tres liceanos y una liceana, esperan ansiosos a su profesora de historia para presentar un trabajo y pasar de curso, en su última posibilidad para graduarse de cuarto medio. En medio de la desesperación discuten acerca de lo que harán para convencerla. Entre sus ocurrencias, producidas bajo el efecto del alcohol, aparece el plan de sobornarla mientras se graban con el celular. Mientras en la dimensión sonora, de fondo, escuchamos una versión deprimente de “It smells like teen spirit” de Nirvana. Mediocre es su plan, ingenuo y abatido.

Duro es el mensaje que entrega “La Mala Clase”, lo suficientemente como para sacudirnos un poco de este sueño en el que a veces vivimos inocentemente, mecidos por una promesa de consumo violenta, irreal y despiadada. Desigual, sin duda, para la mayoría de los chilenos.

Por otra parte, “La Chancha”, es una obra cruel y divertida que nos remueve la conciencia y explora en las relaciones de un grupo de pre adolescentes desesperados, que diariamente se encuentran en el mismo sitio web, movidos por la idea de suicidarse colectivamente.

Si bien, todos sabemos que hacer “La chancha” significa hacer la cimarra, muy rápidamente nos damos cuenta, a medida que la obra avanza, que no es que estemos invitados a ver como un par de púberes aprenden a tomarse una “piscola” o a fumarse un “pito” a escondidas de sus papás. Sino que a una irreparable y trágica vía de escape, ojala lo más expuesta posible, en la que cada una de los motivos para morir pierden y vuelven a cobrar sentido en las retorcidas mentes de un grupo de niños.

Sin embargo, a pesar de la aparente distancia generacional, es sorprendente como los diálogos y actuaciones de los personajes nos resultan tremendamente familiares. Evidenciando esa particular edad en la que todos fuimos incontrolablemente intensos, crueles y vulnerables.

Cada uno de los protagonistas quiere morir, pero no saben por qué. Nos muestran, con ácido humor, la desorientada angustia de crecer en un mundo que no se entiende, un mundo en el que nadie encaja, ni se conecta con otro, al menos que mienta usando un “Nick”. Un mundo en el que todo se convierte en mercancía, en apariencia, donde toda moral es lícita, y todo mensaje publicitario reproducible.

Itinerancia

San Joaquín, Centro Cultural

  • 11 de junio: La Chancha 12:00 y 15:00 hrs.
  • 13 de junio: La Mala Clase 12:00 y 20:00 hrs.

La Granja, Espacio Matta

  • 24 de junio: La Chancha 15:00 hrs.
  • 25 de junio: La Chancha 12:00 y 15:00 hrs.
  • 26 de junio: La Mala Clase 15:00 y 20:00 hrs.

Quinta Normal, Casona Dubois

  • 1 de julio: La Chancha 15:00 hrs.
  • 2 de julio: La Chancha  12:00 y 15:00 hrs.
  • 3 de julio: La Mala Clase 15:00 y 20:00 hrs.

Lo Prado, Centro Cultural

  • 29 de julio: La Chancha 15:00 hrs.
  • 30 de Julio: La Chancha 12:00 y 15:00 hrs.
  • 31 de julio: La Mala Clase 15:00 y 20:00 hrs.
Volver arriba