Exposición de cerámica escultórica “17 vírgenes paganas” en La Reina

Con el apoyo del fondo para el Fomento de la Artesanía del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, la exposición itinerante «Vírgenes Paganas, Mestizaje de la Fe», de la artista Marién Leible, se exhibe con entrada liberada en la Corporación Cultural Aldea del Encuentro de la comuna de La Reina.

“Vírgenes Paganas, Mestizaje de la Fe” se llama la exposición itinerante con que la ceramista Marién Leible se presenta entre el 15 y el 28 de octubre en la Corporación Aldea del Encuentro de La Reina (Avda. Alcalde Fernando Castillo Velasco 9750, antes Larraín). Diecisiete piezas de carácter escultórico que iniciaron su recorrido durante septiembre en Concepción, ahora llegan a Santiago en una muestra itinerante que busca revelar la mirada particular de esta joven artista sobre la presencia de la mujer y de la virgen en la cultura popular de América Latina.

“Vengo haciendo mujeres hace muchos años y trabajando en ceremoniales originarios de América: temazcal, danzas y otras. En ese camino fui descubriendo cómo la Virgen toma en América un espacio que no ha tomado en ninguna otra parte de la Tierra”, explica Marién.

En su trabajo apunta a rescatar los símbolos que existían en la fe y cultura de los pueblos indoamericanos previo a la conquista, “e incluso en los conquistadores previo a la modernidad”, añade la artista. Reinterpreta así el poder de las vírgenes como fuerza femenina que surge de la tierra y acuna todo lo que sobre ella habita.

En su búsqueda constante de inspiración Marién Leible ha viajado durante los últimos diez años por Ecuador, México, Bolivia, Perú, Argentina y Chile, persiguiendo el encuentro con la memoria a través de objetos de poder, altares y ceremonias, y visitando museos con colecciones precolombinas, templos y comunidades que preservan más fuertemente sus tradiciones ancestrales.

“Lo que hago son creaciones de este tiempo, pero conectadas con la misma inspiración de la cerámica y el arte precolombino. Mi idea es que las piezas tengan espíritu y sean un aporte para levantar el espíritu en la Tierra. Son piezas que pueden durar dos mil años y que, por lo tanto, dejan herencia”, dice Marién.

Ceramista fundamentalmente autodidáctica, Marién Leible expone este año por primera vez como artista única –entre 2007 y 2009 había expuesto como parte de un colectivo de ceramistas y orfebres en la Fundación Jofré/Culturas de la Tierra-, gracias al aporte del fondo de Fomento a la Artesanía 2014 del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. El itinerario partió en septiembre en Concepción, donde expuso durante tres semanas en la Corporación de Artistas del Acero; continúa ahora en Santiago; en diciembre estará en la galería de arte Loba de Valparaíso, y, posteriormente, de regreso en Santiago en una fecha a confirmar.

Sobre la artista

Hace diez años que la artista plástica Marién Leible incursiona en la cerámica como arte y oficio. Inició su formación en la Escuela de Artes Aplicadas del Fuego, de donde emigró hacia San Pedro de Atacama como aprendiz de modelado en el taller La Mano de Tatané Durán, a quien considera su maestra; luego aprendió torno con Francisco Leal en el Taller Villaseca. Investigadora constante de las culturas precolombinas y sus diversas formas de expresión, encuentra allí la inspiración para su desarrollo como ceramista.

Entre sus obras y objetos utilitarios, destaca su trabajo con la figura femenina, que para esta exposición dedica al tema de las vírgenes paganas. Con una trayectoria todavía breve, ésta es su primera exposición como artista única; antes expuso en la Fundación Jofré/Culturas de la Tierra como integrante de un colectivo de ceramistas y orfebres (2007, 2008 y 200). Es, además, socia cofundadora de la Escuela Chilena de Folclor y Oficios, en la comuna de La Reina, donde dicta talleres de cerámica.

Volver arriba