Niños de Tierras Blancas aprenden sobre los Bailes Chinos

Los niños de la Escuela República Italia de Tierras Blancas están siendo beneficiados con el Programa Portadores de Tradición del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Arica, Maule, Araucanía, Los Lagos, Magallanes, Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso, Biobío, Metropolitana y Coquimbo son las 11 regiones donde se implementa el Programa Portadores de Tradición del CNCA, a través de 31 talleres que son ejecutados por cultores y artistas mediadores, beneficiando a unos mil niños y jóvenes en todo el país.

En la Región de Coquimbo, el programa Portadores de Tradición se lleva a cabo en la Escuela República de Italia de Tierras Blancas, beneficiando a unos 290 niños, que se muestran satisfechos con los resultados.

“He aprendido mucho y es muy bonito el tema de los instrumentos” dice Bryan; “he aprendido mucho” agrega Jonathan… ambos se refieren al taller que lleva a cabo el cultor Marco Veliz, integrante de la agrupación Baile Chino Pescador Nº 10 (Tesoro Humano Vivo 2009) y el artista mediador Jimmy Campillay, quienes en conjunto, enseñan de manera didáctica, la historia, trayectoria, danza y música de los bailes chinos a los niños de la Escuela República Italia.

“Estoy sorprendido de que los alumnos tengan interés en rescatar y recuperar nuestro patrimonio inmaterial a través de sonidos tan particulares como el de los bailes chinos. Hay una inquietud en los niños de conocer, cómo están construidos, qué elementos se usan y cómo son utilizados los instrumentos desde el punto de vista artístico” dice el etnomusicólogo Jimmy Campillay, agregando que los niños construyen los instrumentos a la vez que aprenden de la cultura de los bailes chinos.

Los niños, a través de clases práctica, aprenden técnicas de fabricación de instrumentos musicales ancestrales como flautones y tambores utilizados en los bailes chinos, además de conocer y vincularse con la historia, música y danza del baile chino nº10, uno de los más antiguos del país.

Los talleres del programa tienen como objetivo contribuir al fomento, registro y salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial del país, a través de herramientas educativas; sensibilizando a las nuevas generaciones respecto de la riqueza cultural a través de la transmisión de conocimiento y técnicas tradicionales.

La esencia de este programa la explica el propio Ministro de Cultura, Luciano Cruz Coke quien, apreció en terreno, el trabajo realizado. “Este programa rescata el trabajo que hacen distintos cultores de disciplinas premiadas como tesoro humano vivo y eso se traslada al aula” dijo el Secretario de Estado, agregando que un niño que se forma en arte y cultura rinde mejor, es un niño más integral comparte mejor con sus compañeros y tiene mayor visión de la sociedad, señaló.

En tanto, el Director Regional del CNCA, Matías Awad, agrega que este programa es muy necesario porque instala la educación patrimonial en el aula. “Creo que un programa como este es muy atractivo y necesario, y el hecho de instalar en el aula la educación patrimonial es fundamental. Este es el primer paso para resguardar lo nuestro, ponerlo en valor y que esto permanezca en el tiempo” expresó.

Cabe destacar que el Programa Portadores de Tradición, se inserta en las escuelas ubicadas en sitios cercanos al lugar donde se cultiva la tradición,  y con ello se desarrollan planes de formación y apropiación del patrimonio.

El Baile Chino, Nº 10

Fundado el 25 de diciembre de 1810, el Baile Pescador Chino Nº10 de Coquimbo fue reconocido como Tesoro Humano Vivo (THV) el año 2009 por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, debido a su aporte y legado al patrimonio.

Este baile participa en las fiestas de Andacollo, Sotaquí, Algarrobo, Tambillo y en las fiestas patronales de La Cantera, Guayacán y el «Ensayo General».

Sus integrantes se definen como chinos y promeseros de la Virgen del Rosario de Andacollo y, desde sus inicios, han mantenido el orden jerárquico con el liderazgo de un jefe y dos ayudantes: 2º y 3er. jefe.  En su origen, estuvo integrado por las familias de los pescadores de Coquimbo, Antonio Raimundo Vega y Casimiro Antonio Vega, ocupando las jefaturas los hijos de los primeros jefes, tradición que se mantiene hasta hoy.

Actualmente, este Baile está conformado por familias que habitan en diferentes lugares del Puerto de Coquimbo como Guayacán, Coquimbo Centro, Parte Alta de Coquimbo, El Llano, Baquedano, San Juan, Las Torres, entre otras. Algunas de estas familias fueron emigrando a la zona central, La Calera y Quillota, donde sus descendientes formaron nuevos bailes con similares características.

Volver arriba