La Picada del Muertito compite por ser la mejor de Chile

¿Quién no ha probado el delicioso pastel de choclo de la Picada del Muertito? Un destino imperdible para los que viajan al valle de Azapa, y que ahora compite por ser la mejor picada de Chile.

En total son 62 lugares de todo el país que tienen en común ser picadas tradicionales donde se guarda parte importante de nuestra identidad gastronómica, tanto en recetas, sabores y tradiciones culturales.

El concurso se realiza a través del sitio La Mejor Picada donde se podrá votar hasta el miércoles 30 de mayo.

Entre las personas que hayan apostado por la picada con más votaciones, se escogerá a tres ganadores, quienes podrán disfrutar de las mejores recetas del lugar premiado junto a un acompañante. Si la picada se ubica en una región distinta a la que reside el ganador, el premio también incluye los gastos de traslados y estadía.

Fue el propio Ministro de Cultura, Luciano Cruz Coke, quien lanzó esta iniciativa a nivel nacional: “En las picadas tradicionales que existen a lo largo de nuestro territorio se guarda parte importante de nuestra identidad, de las recetas, sabores y costumbres del Chile verdadero. Hoy los invito a premiar con su voto a sus picadas favoritas, de norte a sur”.

Una picada regional

Fundada en 1975, la “Picada del Muertito” se ubica en el poblado de San Miguel de Azapa, en la calle Los Yaganes N° 165. Ubicado a pasos del cementerio de la localidad, que se remonta a tiempos precolombinos, el restaurante destaca por su ambiente campestre y sus platos típicos de “comida chilena”, como el pastel de choclo, costillar de cerdo, cazuela, empanadas y los jugos de frutas tropicales de este valle encalvado en medio del desierto.

Una picada se define como un establecimiento comercial que se caracteriza por la preparación de comidas y/o bebidas con recetas caseras o propias, y que tiene un sello particular e identidad local. Su prestigio se basa en la calidad, especialidad o exclusividad de sus recetas y se difunde principalmente como dato o recomendación personal, mediante redes locales.

Se incluyen en esta categoría establecimientos como restaurantes turísticos, casinos sociales, cocinerías, fuentes de soda, heladerías, salones de té y cafeterías, panaderías y pastelerías, fiambrerías y rotisería, viñas y vitivinícolas tradicionales. Se excluye cualquier cadena de establecimiento de productos gastronómicos estándar y/o industrializados, de producción en serie, restaurantes de comida internacional.

Entre las picadas que participan de este concurso destaca el Salón de Té Cioccolata de Iquique, la Caleta Coloso de Antofagasta, Moros y Cristianos de Vallenar, heladería El Cobre de Vicuña, San Carlos de Valparaíso, Juan y Medio de Rancagua, las Viejas Cochinas de Talca, Caleta Lenga de Tacahuano y el el Rincón de los Canallas de Santiago, entre otros lugares a lo largo de todo Chile.

 

Volver arriba