Dos ganadores regionales en convocatoria para organizaciones culturales focalizadas en desarrollo social local

La Seremi de Culturas Aysén, Verónica Díaz, conoció en detalle los proyectos que se adjudicaron fondos de emergencia del Ministerio de Desarrollo Social y Familia que serán ejecutados a través del programa a Red Cultura del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

A nivel nacional, 67 proyectos resultaron ganadores por un total de más de $1.670 millones, de los cuales dos corresponden a la Región de Aysén. Se trata de las iniciativas del Colectivo Cheelkenue y la Agrupación Cultural de la Patagonia.

Desde Cohrane, Cheelkenue desarrollará talleres de diversos oficios y disciplinas, y la Agrupación Cultural de la Patagonia aportará con su proyecto Escuela Abierta, que comprende experiencias vinculadas al aprendizaje de la música y otras expresiones artísticas.

La Seremi de Culturas, Verónica Díaz, felicitó a los ganadores y dijo que “este tipo de proyectos que acercan las artes a la comunidad y vinculan a distintos sectores creativos de la Región de Aysén nos permiten avanzar en la dirección correcta, la de establecer lazos y fortalecer las redes, mediante las cuales es posible amplificar el impacto de este tipo de proyectos y sumar conocimientos para mejorar las experiencias-artístico culturales en todo el territorio”.

Jorge Molina, de la Agrupación Cheelkenue, explicó que “a través del colectivo queremos apoyar a jóvenes de Cochrane para evitar su migración y permitir que  aparezcan nuevas expresiones que se queden en el territorio”. Añadió que trabajarán con diversas áreas, donde destacan la poesía popular, talabartería, acuarela, lengua de señas, arqueología, cine al aire libre, encuentros de payadores, circo inclusivo y música.

El titiritero y gestor cultural Damián Antíguez, de la Agrupación Cultural de la Patagonia manifestó que “estamos muy contentos, queremos generar más contenido y acercarnos más a la comunidad, más allá de estos tiempos de pandemia. Queremos abrir las puertas de la Escuela de Música a la comunidad. Las redes se están tejiendo”.

Magdalena Rosas, fundadora de la Escuela de Música, recordó que “en los 90 trabajamos mucho con el barrio, pero siempre pasa por las personas. Es muy bonito retomarlo. Con Damián hemos podido volver a esta vocación que siempre hemos tenido de trabajar con y para la comunidad. Este proyecto es una tremenda oportunidad de insertar la casa en el barrio, y ampliarnos más allá de la música”.

 

Volver arriba