Miradas de Wallmapu
René Sanhueza Cosme

Vive en Temuco hace más de 40 años. Inició su carrera fotográfica en Santiago, no obstante, de manera profesional comenzó a trabajar en Puerto Montt, retratando lugares como Angelmó, en el año 75. Luego vivió en Villarrica, durante unos años, donde se dedicó a la fotografía y a la radio. Posteriormente, inició su labor como fotógrafo de Deportes Temuco, en el Estadio Municipal de la capital regional, y también a ejercer el oficio de manera particular. Actualmente y hace unos cuatro años se encuentra en una situación de ceguera que ha significado un enorme cambio en su vida, sin embargo, la fotografía lo mantiene lleno de proyectos y de esperanza.

¿De qué manera el territorio de La Araucanía,  ha influido o se reflejan en su obra y procesos creativos?

Me considero 100 % de la región, mi historia como fotógrafo ha estado ligada a La Araucanía. Yo siempre recorría la región, participaba en los aniversarios de las comunas y en todas las actividades públicas estaba presente registrando la vida social, así como también cuando visitaban la región personajes importantes, artistas, políticos, yo registraba todo eso. Yo creo que no hay autoridad regional de las últimas décadas que no tengan una foto mía en sus archivos.

Creo tener muy bien puesta la camiseta de la región, esta región me adoptó. Siempre pude recorrerla, conocer a los pobladores, autoridades, campesinos, muchas veces llegué al campo mismo a tomar fotografías y así pude conocer la belleza que no tiene otra región, y que aún no se ha apreciado en su totalidad. La artesanía, la arquitectura, lugares como, por ejemplo, el Museo Ferroviario. Me fui enamorando de todo eso.

¿Cuál es el rol y la relevancia de la fotografía en periodos de crisis, como el que vivimos a nivel nacional y mundial?

Es bien grande la crisis que se está viviendo, es muy fuerte y con la fotografía uno se transforma en un instrumento para graficar la realidad de lo que está sucediendo. Es un arte que hace que uno se logre identificar, a mí me tocó vivir una crisis cuando comencé a quedar ciego y la fotografía me sirvió para salir adelante. La fotografía es un arte que permite generar afectos, como sucede con el álbum familiar; es una expresión que tiene que ver con sentimientos, es un arte vigente y eficaz para quienes viven una situación adversa, para que puedan sentirse realizados.

¿Cuál es la importancia del artista y del arte en estos tiempos de crisis?

Para mí el arte es un elemento básico para todo ser humano, es algo que no podemos adquirir con dinero, es la esencia de la vida, nos permite que nos enfrentemos a la realidad. El arte es fundamental y yo hablo con una base sólida, que es la experiencia más profunda que me ha tocado vivir, como ha sido perder la vista.

¿Qué opina de la situación actual de la fotografía como expresión artística en nuestra región y el desarrollo que ha tenido?

Yo aquí en la región he conocido a muy buenos profesionales de la fotografía, don Luis Rodríguez, por mencionar a alguien destacado. Lo digo con mucho respeto, pero creo que ni siquiera él mismo pudo darse cuenta del valor que tenían y tienen sus imágenes.

Las personas que se dedican a la fotografía deben creerse el cuento. Quien trabaja con una cámara es un artista, de ahí parte de cosa.  Actualmente hay fotógrafos en la región, pero es muy difícil que ésta sea rentable, hay mucha burocracia para el arte y pocos espacios abiertos, como ferias, pero eso no solo sucede en esta región sino en todo el país.

¿Qué proyectos está desarrollando actualmente, personales y/o colectivos y cuáles son los propuestas o proyectos que espera concretar en el futuro?

Yo tengo un primer proyecto que se llama “Con los Ojos del alma”, que llevé a cabo cuando comencé a perder la vista, recorrí la región y comencé a retratar a artistas, a artesanos, y a juntar esas imágenes.  Y ahora, en realidad iba a comenzar en marzo, tengo un desafío que se llama “Tras la senda de mi huella”, que espero concretar, recorriendo la región, ahora totalmente ciego. Con un par de objetivos, dar a conocer y mostrar que la vista es muy importante y es algo que no se valoriza hasta que se pierde. Espero poder recorrer la región y el país, mostrando que cuando podemos ser iguales, cuando la sociedad nos ayuda, podemos salir adelante. Quiero decirle a la gente que a pesar que la vida se haga trizas, por esas rendijas y a pesar de la trizaduras, hay esperanza. Alguien dijo “Gracias a la vida”. Yo digo: “Gracias al arte de la fotografía”.

Correo electrónico: temucoalmafotografica@gmail.com

Comuna de residencia: Temuco

Teléfono de contacto:   +56978393388

 

 

 

Volver arriba