Organizaciones de cultura comunitaria y CNCA de O’Higgins se reúnen en encuentro “Vivamos la cultura en comunidad”

Los asistentes a este primer encuentro denominado “Vivamos la Cultura en comunidad» plantearon que es necesario trabajar en la descentralización de la gestión cultural, facilitar el acceso y fortalecer la infraestructura cultural regional.

Cerca de cien agrupaciones fueron invitadas a participar en el Primer Encuentro Regional de Organizaciones de Cultura Comunitaria “Vivamos la cultura en comunidad”, que se realizó a través del Programa Red Cultura del Departamento de Ciudadanía Cultural del Consejo Regional de la Cultura y las Artes.

En esta reunión, que fue encabezada por María Verónica Atton Bustamante, directora regional del Consejo de la Cultura, se realizó en el centro Centro Cultural de Nancagua y contó con la participación de Andrea Navea, jefa de la sección Territorio Cultural.

Verónica Atton explicó que las organizaciones asistentes fueron catastradas en mayo de este año y las iniciativas que desarrollan se pueden dividir en tres grandes áreas, tales como el folclor en su dimensión de música y danza, las artes escénicas y en tercer lugar el área de patrimonio y pueblos originarios. Por este motivo, los participantes se dividieron en tres mesas de trabajo, agrupados según sus temáticas, quedando distribuidos en los grupos de Patrimonio y Pueblos Originarios, Folclor y Cantores Populares y Disciplinas Artísticas.

Verónica Atton explicó que el trabajo con las organizaciones de cultura comunitaria surge este año con el fin de dar cumplimiento a una medida presidencial que crea un “fondo para iniciativas de base comunitaria en pro de la integración social, destinado a fomentar la participación y organización de las personas en torno a iniciativas culturales comunitarias que contribuyan a la integración social y al fortalecimiento de la identidad y diversidad cultural”.

A través de este encuentro entonces, lo que se busca es co-crear las bases de una política pública que sea pensada, debatida y elaborada en conjunto por el Estado y las organizaciones, buscando avanzar en una construcción colectiva y democrática que ayude a visualizar objetivos comunes, líneas de trabajo prioritarias y proyectos de fortalecimiento social.

De esta forma, para Verónica Atton era fundamental saber quiénes somos, qué hacemos, dónde estamos y con quiénes trabajamos, ya que si no existe  una caracterización, no se puede definir cuántos recursos se requieren. Por eso es necesario avanzar hacia un registro nacional como el de Puntos de Cultura Argentina, que es el programa que en Chile se está tomando como referencia.

Luego de plantear sus propias inquietudes, los mismos participantes aunaron criterios y establecieron cuáles eran sus necesidades. Estas son: la creación de una política cultural  con miras a la identidad  y puesta en valor de las organizaciones de los territorios, además de la complementación de un modelo de trabajo que tuviera una mirada multidimensional de la cultura y su diversidad biocultural, con el fin del ampliar la perspectiva y su puesta en valor.

Los representantes de las agrupaciones culturales también plantearon la necesidad de fortalecer el trabajo asociativo entre el estado y sociedad civil organizada; acceder a capacitación continua sobre elaboración de proyectos y los temas que este proceso implica.

Finalmente, quienes asistieron a este primer encuentro, señalaron que para cumplir con los objetivos planteados, es de suma importancia trabajar en la descentralización de la gestión cultural, facilitar el acceso y fortalecer la infraestructura cultural regional.

Volver arriba