Ministro Cruz-Coke entrega a la comunidad de Curacaví la restaurada Parroquia Nuestra Señora del Carmen

A un día de la festividad de la Virgen del Carmen, el Secretario de Estado reinauguró la tradicional iglesia, que fue dañada en el 27/F y recuperada gracias al Programa de Reconstrucción del Patrimonio Material del Consejo de la Cultura.

A un día de la celebración de la Virgen del Carmen, el Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, reinauguró la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Curacaví, que resultó seriamente dañada con el terremoto del 27 de febrero de 2012.

La comunidad curacavina celebró el acontecimiento con una misa realizada al mediodía de hoy por el Obispo de Melipilla,  Enrique Troncoso, y el Párroco de la iglesia, Juan Pablo Miranda,  y a la que también asistieron autoridades como la Gobernadora de Melipilla, Paula Gárate, los diputados Denisse Pascal y  Cristián Letelier y el alcalde de  la comuna, Leonardo Bravo.

La Parroquia se ubica frente a la plaza de Curacaví y es el edifico patrimonial más antiguo del centro cívico de la ciudad. Un símbolo de la zona que ha sido levantado una y otra vez desde el siglo XVIII. El actual edificio resultó seriamente dañado por el terremoto del 27 de febrero de 2010 y fue restaurado gracias al Programa de Reconstrucción del Patrimonio Material del Consejo de Cultura, que, en dos etapas, entregó más de $114 millones de los casi $230 millones que se requirieron para su recuperación.

“La Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Curacaví es un perfecto ejemplo de cómo la voluntad de una comunidad es el más resistente de los materiales”, dijo el Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke. “Es un templo que ha sido derribado por distintos terremotos, ha cambiado de ubicación, ha sido construido y reconstruido en varias ocasiones durante la historia de Curacaví. Y hoy la comunidad y vecinos tienen motivos para alegrarse y, de algún modo, revivir esa tradición de nuevos comienzos con la recuperación de los daños estructurales que su querido templo sufrió con el terremoto del 27/F y además, con la reparación de uno de los elementos más característicos de su arquitectura contemporánea: su llamativa torre y campanario”.

Este proyecto de restauración recibió fondos en la Primera Etapa del Programa de Reconstrucción Patrimonial del Consejo de Cultura, en 2010, y en la Segunda Etapa, de 2011. La Tercera Etapa está actualmente abierta y se reciben proyectos hasta el 20 de agosto en las oficinas regionales del CNCA.

El Secretario de Estado aprovechó de hacer un llamado a postular: “La tercera etapa acepta postulaciones para la reconstrucción de edificios patrimoniales de uso público, sin importar el lugar en que estén situados dentro del país. También, y a diferencia de las convocatorias anteriores, en esta oportunidad podrán postular proyectos las personas jurídicas, públicas o privadas que no necesariamente sean beneficiarias de la ley de donaciones”, dijo.

“Ya hemos allegado 25 millones de dólares al Patrimonio y esperamos dar otros 12 millones de dólares; con esto  podremos tener otros 30 inmuebles patrimoniales recuperados de todo el territorio nacional”, agregó el Ministro Cruz-Coke, aludiendo a la inversión total que ha logrado el Programa de Reconstrucción Patrimonial, que busca el incentivo de la alianza público-privada: el Consejo de Cultura financia el 50% del proyecto y el resto proviene de  otras fuentes, como la misma comunidad, pudiendo recurrir a los beneficios de la Ley de Donaciones Culturales.

En sus dos etapas, el Programa del Consejo de Cultura ha permitido el rescate de 62 inmuebles patrimoniales en todo el país. El pasado jueves 12, el Ministro de Cultura reinauguró las Salas Pastorales de la Basílica Santa Ana de Rengo, en la Región de O’Higgins, otro proyecto beneficiado por el Programa de Reconstrucción Patrimonial del Consejo de la Cultura.

parroquia-curacavi-restaurada

Detalles de la reconstrucción de la Parroquia de Curacaví

En la Primera Etapa, el proyecto de restauración de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Curacaví requirió $105.238.000, de los cuales el  Consejo de Cultura aportó $ 52.619.000. Se repararon los daños estructurales del templo (pilares, muros, balcón del coro, cerchas de la nave central, ventanas y pintura). Esas obras se entregaron en junio de 2011.

En la Segunda Etapa, el proyecto requirió una inversión de $ 124 millones, de los cuales el CNCA puso $62 millones y la comunidad los otros $62 millones.  Las obras, que  se realizaron entre febrero y mayo de 2012 apuntaron a reparar el mal estado de sus materiales, como maderas afectadas por la humedad y terminaciones degradadas por la nula mantención. La intervención contempló la recuperación y reparación del campanario, de los pasillos laterales y del ábside del templo.

La actual parroquia fue construida en 1956 y se enmarca en el estilo neo colonial, representativo en términos de la cultura local, entendiendo que los arcos, la materialidad, los patios interiores y el campanil, forman parte del repertorio clásico de la arquitectura tradicional del campo chileno. Se estima que entre celebraciones religiosas, catequesis y actividades pastorales circulan por la parroquia alrededor de 500 personas semanales.

Volver arriba