Ministro Cruz-Coke encabeza reinauguración del histórico Teatro Regional de Punta Arenas

El inmueble, que consideró una inversión de 3600 millones, forma parte del Legado Bicentenario del Gobierno y se suma a la Red Cultura del CNCA compuesta por 5 teatros regionales y 51 centros culturales en todo el país.

El Teatro José Bohr de Punta Arenas reabrió este martes sus puertas tras permanecer más de tres años inactivo. En una ceremonia de gala, que encabezó el Ministro de Cultura, Luciano Cruz Coke, y autoridades locales, el inmueble que data del año 1887 volvió a entrar en escena. El emblemático edificio, forma parte del Legado Bicentenario anunciado por el Presidente Sebastián Piñera y contó para su recuperación con una inversión del gobierno regional de $3.670.186.164 (tres mil seiscientos setenta millones ciento ochenta y seis mil ciento sesenta y cuatro pesos).

El José Bohr es el primero de cinco teatros que serán abiertos al público. Completan la lista los inmuebles de Tarapacá, Coquimbo, O’Higgins y Biobío; todos parte de la Red Cultura del Consejo de la Cultura, junto a una dotación de 51 centros culturales que se levantan en todo el país.

Durante el acto de reinauguración, el Ministro Cruz-Coke valoró la recuperación del edificio patrimonial. «Hoy es un gran día para Punta Arenas. La total recuperación de este edificio neoclásico concreta un histórico anhelo regional, ilustra la enorme tradición cultural de esta zona y pone de relieve a Magallanes en el contexto nacional actual a través de la recuperación de esta magnífica obra dando cumplimiento así al compromiso contraído por el Gobierno del Presidente Piñera, que instala a este teatro como una de las más exquisitas obras que conforman el Legado Bicentenario, que heredaremos a las nuevas generaciones”, enfatizó.

En su regreso al protagonismo, el principal recinto de las manifestaciones artísticas de la historia en Magallanes exhibió un espectáculo que incluyó al connotado pianista chileno Roberto Bravo y el Trío Piazzolla; la también pianista rusa Victoria Foust; los tres tenores chilenos Tito Beltrán, Gonzalo Tomckowiack y José Azócar, y la orquesta Jorge Sharp Corona de la escuela Padre Alberto Hurtado.

“Creo que hoy podemos decir con toda tranquilidad- agregó el Secretario de Estado- que la tarea de recuperar el espíritu original de este inmueble se ha cumplido y que supera las expectativas que muchos pusimos en su construcción. En los más de 2500 metros cuadrados de esta estructura, los magallánicos hoy tienen a su disposición 480 butacas para disfrutar de grandes  espectáculos y nutrir a los hijos de esta tierra con arte y educación a través de la cultura por los próximos 100 años. Se sumará a este esfuerzo el Centro Cultural de Punta Arenas que inauguraremos el próximo año y que avanza su realización en los terrenos de Asmar. Ambos edificios expandirán considerablemente el acceso a la cultura de la región. Aquí deben brillar los grandes artistas, escucharse las más importantes voces, emocionar las refinadas interpretaciones y repletar este noble espacio de aplausos. La cultura tiene la capacidad de cambiar la vida de las personas. Espero que en este teatro muchos chilenos vivan la experiencia de vibrar y de emocionarse con el arte y la cultura”, concluyó.

A la ceremonia asistieron autoridades regionales encabezadas por el intendente Mauricio Peña y Lillo, el alcalde de Punta Arenas, Vladimiro Mimica e invitados especiales.

El renovado teatro

El renovado inmueble tiene una capacidad de 480 locaciones. Consta de 2.534,50 metros cuadrados, distribuidos en cuatro pisos y subterráneo. Los espacios interiores se distribuyen en Foyer, sala de conciertos, sala de danza, sala de exposiciones, sala de espectáculos, escenario, palcos en tres niveles, camerinos y sector de sanitarios.

El escenario tiene 9,60 mts de ancho, 9,68 mts de fondo y con una altura de 5,60 mts. En el volumen central se encuentra la construcción de la sala de espectáculos, incluyendo los palcos en tres pisos, salas de control de iluminación y sonido.

El teatro funcionó hasta el 2009. El 14 de febrero de ese año se decretó el cierre por el deficiente estado en que se encontraba. Se ubica en la calle Magallanes N° 821.

Para la reconstrucción se recurrió al diseño del arquitecto regional Carlos Descouvieres, quien propuso una imitación del Teatro Colón de Buenos Aires. La empresa Bravo e Izquierdo, que se adjudicó los trabajos recuperación, es presidida por Matías Izquierdo Menéndez, bisnieto de José Menéndez, pionero español que financió la edificación original del inmueble el 25 de mayo de  1887.

Se inauguró en junio de 1899. En aquel tiempo fue habilitado con 25 palcos, 150 plateas, un balcón y una galería, que lo hacía idéntico al teatro Colón de Buenos Aires, pero con menor capacidad. En sus primeros años de funcionamiento, se llamaba teatro José Menéndez. En febrero de 1905 fue adquirido por la Municipalidad.

En marzo de 2002, el Concejo Municipal, previo concurso público, decidió denominarlo Teatro Municipal “José Bohr”, en memoria del artista, compositor y autor del Himno de Punta Arenas.

Volver arriba