Las ventajas de la membrana que cubrirá al Teatro Regional del Biobío

Arquitecto Smiljan Radic, junto un representante de una de las empresas proveedoras de la tela PTFE, explicaron los beneficios que conlleva el empleo de este novedoso material de construcción.

El anhelo que por años han tenido los ciudadanos de la Región del Biobío, de contar con un teatro donde puedan asistir a espectáculos de gran calidad, y donde los artistas locales tengan un espacio propio para sumarse al circuito artístico nacional, ya es una realidad que se hará palpable a principios de 2014.

Se sabe que se trata de un diseño vanguardista, único a nivel nacional, con tecnología de última generación, compuesto por una trama estructural iluminada por la luz que se cuela a través de la membrana perimetral. ¿Qué es esta membrana?

El arquitecto Smiljan Radic, autor del diseño arquitectónico del Teatro Regional del Biobío, realizó una presentación para explicar a los encargados de la dirección de arquitectura del MOP, al Seremi de Cultura, Juan Eduardo King y a funcionarios del Gobierno Regional, las características de esta Membrana PTFE que cubrirá todo el edificio, transformándolo en una verdadera «lámpara china», usando la analogía del Intendente Víctor Lobos cuando se refirió al emblemático proyecto.

Radic llegó acompañado por Grant Cleverley, representante de la empresa norteamericana Tensile, una de las más importantes proveedoras de este revolucionario material de construcción, utilizado en diversas construcciones en el mundo.

Cleverley, explicó que el edificio más antiguo que ha utilizado esta membrana tiene más de 35 años, lo que demuestra que es una tecnología probada y mejorada con el paso de los años. Entre las ventajas que se observan es que prácticamente no tiene costos de mantención. Se lava sólo con agua, se ha probado en condiciones climáticas muy adversas (zona de huracanes), es resistente al fuego, y su instalación es mucho más rápida que cualquier alternativa. Para un edificio como el Teatro Regional, con 8.473 metros cuadrados de superficie a cubrir, se demoraría menos de cuatro semanas. Además, «tiene ventajas estéticas que le darán la identidad al proyecto», agregó Smijan Radic. Otra característica no menor es su costo: 150 dólares el metro cuadrado.

Luego de despejar las dudas, el seremi de Cultura, Juan Eduardo King se mostró tranquilo luego de la exposición: “Como se trata de un material no muy utilizado en nuestro país, era una de las inquietudes que teníamos del proyecto, pero ahora nos quedó claro que es una técnica novedosa que le pondrá el sello de excelencia al Teatro Regional del Biobío”.

Volver arriba