Director de Cultura visita jóvenes durante el Taller de Música del Programa Cultura Local

La actividad se enmarca en el Programa Cultural Local del Consejo de la Cultura , que beneficia a más de 120 estudiantes, gestores, artistas y profesores de diversas localidades de la comuna de Coquimbo, a través de talleres artísticos.

Comentar el aprendizaje, la práctica y el desarrollo de la música de raíz folklórica, es uno de los principales objetivos que plantea el taller de música que implementa -en diversas escuelas y liceos de localidades de la comuna de Coquimbo- el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, a través del Programa Cultura Local en los centros culturales dependientes de los municipios.

En este contexto, el Director Regional del CNCA Matías Awad, vio en terreno el desarrollo del taller de música que, actualmente se lleva a cabo, en la Escuela Pablo Neruda en la localidad de Pan de Azúcar.

Para la autoridad, este programa es un claro ejemplo de brindar oportunidades y apoyar en la formación. “Que localidades como Pan de Azúcar, que es parte de la comuna de Coquimbo, pero más alejado del centro, tenga la posibilidad de ser parte de estos talleres de arte y los valores que éste promueve, implica un real apoyo para la etapa educativa de los estudiantes, lo que les permitirá en el futuro, ser un público que consuma cultura y que puedan tener una cercanía mayor. Esto es un proyecto que nos tiene muy entusiasmados y los resultados ya están a la vista, así que esperamos continuar con este proceso al que le tenemos mucha esperanza y al cual estamos aportando una importante suma de recursos” puntualizó.

Estos talleres –que se llevan a cabo en las propias aulas de los establecimientos y en el Centro Cultural Palace de Coquimbo- contempla el desarrollo de experiencias a través de audiciones de música étnica, muestras de instrumentos nativos y modernos, además de reflexiones sobre diversos trabajos de investigadores, que ayudan a un mejor entendimiento sobre el tema patrimonial, pero principalmente, la experiencia de la práctica y ejecución de un pequeño repertorio de música fusión entre pueblos originarios e instrumentos modernos.

El estudiante Rodrigo Leyton, de primero medio de la Escuela Pablo Neruda, manifiesta su agradecimiento por este tipo de iniciativas. “Me ha parecido muy bueno ya que he desarrollado la técnica de trabajar en equipo, conocer lugares como el Centro Cultural Palace, que nunca lo había visto ni lo conocía antes, y ustedes me dieron la posibilidad de conocerlo y poder visitarlo, lo hemos hecho en dos ocasiones y me ha parecido súper bueno porque la acogida que nos dan es súper bueno” dijo, agregando que la experiencia del taller anterior (de stop motion) le hizo aprender muchas cosas “acerca del storyboard el profesor el primer día nos hizo varias preguntas, no sabíamos nada, pero después él nos fue explicando, enseñando y al terminar esto, usted me puede hacer cualquier pregunta y yo le puedo responder inmediatamente” finalizó.

De esta manera, los establecimientos educacionales que se benefician directamente con estos talleres son los liceos Fernando Bingvinat de Tierras Blancas y Carmen Rodríguez Henríquez de Tongoy; además de las escuelas Manuel de Salas de Guanaqueros y Pablo Neruda de la localidad de Cerrillos.

La Directora de este último establecimiento, Lucy Vásquez, explica que estos talleres han sido fundamentales para el acceso a la cultura y la formación artística de los estudiantes. “Este sector requiere de cultura, nosotros por la ubicación geográfica permanentemente no tenemos acceso para los niños, para que ellos puedan ver cómo se nace en el desarrollo de las expresiones artístico-cultural, ellos se han sentido con las posibilidades de ser parte de desarrollar en ellos el proceso de la cultura, agradecemos profundamente todo lo que significa este aporte y esperamos poder desde ahora para el próximo año considerar una extensión”.

La idea de transmitir conocimientos en esta área, también considera a los profesores. En este sentido, el taller llega a ellos con el fin de transmitir la experiencia del trabajo realizado –más de 20 años- por el profesor a cargo del taller de música, Javier Guiñez, quien está entregando su aporte sobre la fusión entre la música moderna y la de los pueblos originarios, a fin de que la juventud reconozca su patrimonio desde una mirada global, integradora y libre de prejuicios.

Volver arriba