Culminaron residencias artísticas en la región de Tarapacá

En Pozo Almonte se realizó el cierre de las Residencias Artísticas (RR.AA) del Consejo dela Cultura y las Artes de Tarapacá, que se ejecutaron durante 10 días en los barrios de emergencia de las comunas de Iquique, Alto Hospicio, Huara (Pisagua) y Pozo Almonte.

En Pozo Almonte se realizó el cierre de las Residencias Artísticas (RR.AA.) del Consejo dela Cultura y las Artes de Tarapacá, que se ejecutaron durante 10 días en los barrios de emergencia de las comunas de Iquique, Alto Hospicio, Huara (Pisagua) y Pozo Almonte. Estas residencias se elaboraron por medio de un levantamiento de información respecto de los intereses manifestados por los vecinos.

Las RR.AA. nacieron gracias a un convenio que firmado entre El Consejo Regional de la Cultura y las Artes de Tarapacá, la Delegación Presidencial para la Reconstrucción y los municipios que resultaron afectados. Se ejecutaron en el marco del programa RED CULTURA y su componente Fomento al Desarrollo Cultural Local, en la modalidad de Proyectos Culturales Participativos.

La realización delas RR.AA. se hizo mediante el levantamiento de los intereses de los vecinos, cuya elaboración y ejecución estuvo a cargo de un gestor cultural, quien acompañó todo el proceso, liderando, sistematizando, gestionando y concretando el proyecto cultural. Que, en los cuatro casos se relacionan con la formación de audiencias y talleres de formación.

Trabajo en Terreno

En la comuna de Pozo Almonte se  realizó un taller con niños y jóvenes de la Hostal Salomón y del Barrio las Quintas, quienes aprendieron sobre la teoría del arte rupestre  para después llevarlo a la práctica. La actividad estuvo enfocada con la identidad Barrial y el patrimonio Cultural Aymara, con un trabajo participativo con la comunidad de Pozo Almonte.

En el barrio de emergencia Canadela, de Alto Hospicio se instaló una carpa donde se desarrolló una escuela circense. Los participantes en esta actividad aprendieron diversas técnicas que fomentaron la participación ciudadana, el desarrollo comunitario con  un intercambio de experiencias que enlazaron elementos propios del barrio y su identidad  local.

Los tres  ejes artísticos articulados en torno a la pertenencia e identidad barrial y apropiación del espacio, fue problemática que se detectó en el proceso de levantamiento de información en el Barrio Mirador de Iquique. Por ello se desarrollaron talleres en las líneas de Danza,  Pintura y Reciclaje. Se buscó potenciar la creación artística, de audiencias  como producto de la interacción artística de los participantes.

Otro frente se desarrolló con el proyecto “Pisagua en Colores”, efectuado en la histórica caleta nortina. En ella se pintaron nueve) murales con la técnica del grafiti, Con ello se recuperó diversos espacios de la ciudad, para hermosear y dar vida y uso a espacios abandonados. Quienes realizaron estas obras hicieron partícipe a la comunidad en el diseño y elaboración de éstos. Pisagua es una localidad muy aislada con difícil el acceso al consumo cultural por lo que el trabajo realizado fue valorado por sus habitantes así como las autoridades establecidas en ese territorio

Volver arriba