François López-Ferrer debuta en la batuta de la Orquesta de Cámara de Chile con un estreno mundial
  • El joven director hispano-estadounidense será el encargado de conducir al elenco de música docta del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio durante los próximos conciertos en Las Condes, Rancagua y Ñuñoa.

François López-Ferrer, de 28 años, es una promisoria figura de la escena sinfónica actual, y pese a su juventud, ha conducido una decena de orquestas, tanto en América como en Europa y Asia. El director hispano-estadounidense (nacido en Suiza y criado en Estados Unidos, de padre español y madre cubana) estará por primera vez al mando del ensamble del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, tras haber cumplido un lustro colaborando en Chile.

“Siempre es un desafío enfrentar a una orquesta nueva, me he sentido muy bien recibido por el elenco de músicos y ha sido bastante ameno trabajar con ellos, son todos excelentes intérpretes”, declara López-Ferrer, quien ha escogido un estreno mundial para la obertura de los próximos conciertos de la Orquesta de Cámara de Chile (OCCH).

Se trata de Ligereza, obra encargada especialmente para la OCCH, al compositor chileno, Miguel Farías, a quien conoció López-Ferrer luego del estreno de la ópera El Cristo del Elqui. “Le pedí una pieza sinfónica para un conjunto de cámara, pensando en estos conciertos junto a la Orquesta de Cámara de Chile”, apuntando también que “se trata de una melodía de ritmo marcado, pero de sutil contraste; música contemporánea que mira hacia el futuro, pero sin miedo a considerar lo pasado, muy en el estilo de lo que hace Farías”, señala el director.

El repertorio considera además Idilio de Sigfrido, del alemán Richard Wagner, obra dedicada a su esposa Cósima Liszt. “Conocí la casa donde Wagner escribió este poema sinfónico, un regalo para su mujer, luego del nacimiento de su hijo; es un lugar idílico, resguardado por un bosque hermoso y al borde del lago Lucerna”, confiesa López-Ferrer.

Respecto del número final del concierto, la Sinfonía n°36 de Wolfgang Amadeus Mozart, el director invitado explica que “tal como muchas de las sinfonías del genio austríaco, esta tiene muchos guiños a sus óperas, llena de momentos cómicos y muy amena para escuchar”.

Los horarios de las presentaciones, son los siguientes: miércoles 3 de abril, 20 horas, Parroquia Nuestra Señora de Las Nieves, Las Condes; jueves 4 de abril, 19.30 horas, Teatro Regional de Rancagua; y viernes 5 de abril, Teatro Municipal de Ñuñoa, 20 horas. Todos los conciertos con entrada liberada.

Volver arriba