Ministro de Cultura en VIII Seminario Nacional de Artesanía: ‘La artesanía representa una valiosa forma de expresión cultural’

Artesanos, trabajadores asociados a la actividad, profesionales, técnicos, académicos e investigadores se dan cita en este seminario con representantes del sector público y privado para exponer y conocer experiencias innovadoras de artesanía como factor de desarrollo.


Con un fuerte componente en la difusión de la Política de Fomento de las Artesanías (2010-2015) al sector artesanal de nuestro país junto con promover un espacio de encuentro, intercambio y reflexión en relación a la  implementación de las cinco líneas estratégicas que orientan la Política, se desarrolla el Seminario Nacional de Artesanía 2010, entre el 5 y 6 de agosto.

Relevar el tema de la Artesanía a la discusión crítica, difundir en la comunidad su importancia y desarrollar canales de comunicación para su acercamiento, son tareas que anualmente se configuran desde este espacio. En este contexto, se reúnen artesanos de todo el país en un espacio que ya se consolidó como un momento de encuentro a nivel país para todos aquellos que trabajan en este sector productivo.

El ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, inauguró el VIII Seminario Nacional de Artesanía en el Centro de Extensión de la Universidad Católica, organizado por el Consejo de la Cultura, donde participan artesanos, organizaciones, especialistas, y representantes de organismos públicos y privados, con el objetivo de poner en valor el desarrollo de la artesanía nacional, compartir experiencias de trabajo, generar redes de cooperación, así como también dar a conocer iniciativas y proyecciones.

El secretario de Estado precisó que «la artesanía representa una forma valiosísima de expresión cultural, una de las expresiones humanas más antiguas. Una acción transformadora que tiene impresas las huellas de hombres y mujeres que ante el mundo y su desarrollo, ofrecen sus conocimientos y su maestría como instrumentos capaces de unir los elementos entregando a la comunidad que lo rodea, una respuesta creativa».

Cruz-Coke comentó que las artesanías ocupan un lugar fundamental por sus componentes sociales, culturales, artísticos y económicos, los cuales despliegan con su presencia la conjugación de valores que la hacen posible. «La diversidad y riqueza de esta actividad en Chile hacen que la artesanía se extiendan a un campo de desarrollo cada vez más amplio en su participación como expresión de identidad, patrimonio, creación y desarrollo cultural del país».

Para el Consejo de la Cultura es primordial establecer este espacio como un lugar donde la artesanía conjuga dos elementos fundamentales de nuestra política cultural: el valor patrimonial de las tradiciones y el aporte de la cultura al desarrollo económico.

El desarrollo de la artesanía en Chile es diverso. En ella se encuentran elementos fundamentales que configuran el patrimonio material e inmaterial de nuestra identidad, además de las nuevas miradas y propuestas en temas como el diseño, calidad, educación o comercialización, entre otros.

Escenario nacional

En Chile existen 40.713 artesanos y artesanas, dedicados a Textilería, Orfebrería, Alfarería, Madera,  Cestería, Cuero, Piedra y otros. Siendo el sector textil el que mayor cantidad de trabajadores aporta con una cifra que supera los 18 mil artesanos en todo el país, y la cestería contribuye solamente con 95 creadores.  En términos globales en las regiones VIII y X  se distinguen la mayor cantidad de trabajadores en todo el país sin considerar la RM, con 3603 y 3485 personas respectivamente.

Los canales de comercialización de la artesanía nacional están limitados en casi un 55% de su participación a las Ferias y Muestras de Artesanía, lo que hace de la actividad una fuente estacional de ingresos, y variable según la asistencia a ella, dependiendo de las condiciones y factores que determinan la presencia, ya sea por su lugar geográfico, costo de arriendos, traslados, tiempo de exposición, entre otros. Las exportaciones no resultan significativas.

Volver arriba