Artes de la Visualidad
PUBLICADO EL 21 OCTUBRE, 2021 Archivo de Guillermo Deisler llega al Centro Nacional de Arte Contemporáneo

Obras de arte, documentos y publicaciones son algunos de los materiales que componen el Archivo del artista Guillermo Deisler (1940- 1995), el que fue traspasado en comodato al Centro Nacional de Arte Contemporáneo, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Se trata, específicamente, de 6.082 documentos y obras de gran valor estético e histórico, que conforman el archivo del artista chileno Guillermo Deisler y que llegan al Centro Nacional de Arte Contemporáneo (CNAC). Esto, gracias a la entrega en comodato por 20 años, concretada por la familia del artista, representada por su viuda Laura Coll, y sus hijos, Claudia, Mariana, Valeria y Guillermo.

Este archivo, del que destacan las obras de arte correo realizadas en colaboración con otros artistas, permite recorrer el trabajo y trayectoria de Guillermo Deisler, cuyo legado guarda una enorme importancia para las investigaciones sobre libros de arte, arte y literatura, libros objeto, arte correo y arte contemporáneo en Chile, América Latina y el mundo.

Para el Centro Nacional de Arte Contemporáneo, esta cesión representa un hito en el cumplimiento de los objetivos y de la proyección de la labor del Centro como institución pública, así como también una significativa oportunidad de implementar y evaluar modelos de trabajo colaborativo, que fortalezcan y amplíen sus posibilidades de acción en materia de archivos relativos al arte contemporáneo en Chile. Esta labor se realizará a través del Centro de Documentación de las Artes visuales (CEDOC), y en el marco del Programa de Archivos de Arte Contemporáneo.

“El Archivo Guillermo Deisler, constituido gracias al tesón de Laura Coll y un grupo de mujeres que han estado organizándolo y visibilizándolo en todos estos años, es un ejemplo del que podemos recoger directrices metodológicas muy importantes para la labor amparada bajo el Programa de Archivos de Arte Contemporáneo”, comenta la directora del Centro Nacional de Arte Contemporáneo Soledad Novoa Donoso.

La llegada del archivo a Chile tiene su propia historia, ya que fue la viuda de Deisler, Laura Coll, quien lo trajo en barco, desde Alemania, el año 2009. Una vez aquí, lo sumó a lo que había quedado en Chile en una de las casas de los familiares de Deisler, y que el artista dejó allí previo a su exilio. Así, desde 2013, este conjunto documental y de obra comienza a ser conservado, clasificado y descrito, gracias a la familia del artista y a las investigadoras Francisca García, Paulina Varas y al arduo trabajo de las archivistas Wenke Adams y Soledad Pozo, quienes obtienen el financiamiento del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile para desarrollar esta labor.

“Ha sido un trabajo muy bonito y muy intenso, que comenzó en 2012 cuando conseguimos financiamiento del FONDART”, comenta Laura Coll, quien explica la importancia de generar este acceso público. “Era fundamental. Antes de la pandemia, venía gente todas las semanas a ver este archivo, venían incluso de otros países, así que agradezco poder concretar este comodato. Todo se ha dado de manera maravillosa”.

El CEDOC CNAC ya cuenta con algunos documentos digitalizados, que puede ser visitados en este sitio web.