Seremi de las Culturas impulsa procesos de participación en barrios y localidades de Los Ríos

Acciones gubernamentales se han traducido en la realización de diagnósticos participativos y espacios para que las propias comunidades levanten agendas culturales con áreas y actividades priorizadas, que luego la Seremi de las Culturas apoya con financiamiento.

Un positivo balance tras la realización del Carnaval de Primavera en Collico hizo la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Catherine Hugó, sobre los procesos de participación cultural en este emblemático barrio, lo que se ha visto fortalecido con el apoyo gubernamental a través de la Iniciativa Cultural con Identidad Regional, que impulsa el programa Acceso Regional de la Seremi de las Culturas.

“Como institución muchas veces nos ven como dedicados más a los eventos, pero en realidad nuestra principal misión es propiciar procesos de participación en cultura y entregar herramientas para que las propias comunidades decidan qué es lo que quieren hacer. Para ello levantamos diagnósticos participativos y luego los vecinos y vecinas generan sus propias agendas, las que, tras este proceso validado, financiamos”, informó la autoridad regional.

Para la Seremi de las Culturas se trata de procesos a largo plazo, que requieren de asistencia permanente, pero además de dirigentes y comunidades empoderadas, conscientes del valor de su identidad como barrio, localidad o territorio. “Es muy gratificante escuchar a los dirigentes hablar de la recuperación de su patrimonio cultural inmaterial cuando hablan de un evento histórico como el Carnaval de Primavera de Collico u observar a las vecinas tan entusiasmadas en la creación de sus vestimentas y felices de ser parte de una iniciativa que sienten tan arraigada. Finalmente, toda la comunidad se involucra y hace de la cultura una parte importante para su bienestar y la buena convivencia”, sostuvo.

En el barrio Collico a través de encuentros organizados por la Seremi de las Culturas y propiciados por el Consejo Vecinal de Desarrollo, cuya convocatoria ha estado apoyada por el programa Quiero mi Barrio del Minvu, se apostó por la recuperación del Carnaval y la realización de talleres artístico-culturales en el área de las artes escénicas.

Con este objetivo, el artista visual José Luis Marcos desarrolló un taller de construcción de marionetas en mimbre, donde los vecinos aprendieron a armar estructuras y luego revestir con telas, creando figuras que luego lucieron en el carnaval.

Como parte de la misma iniciativa, en Collico se realizó un taller de artes escénicas que incluyó la capacitación en maquillaje teatral a cargo de Titi Rojas, de escenografía con José Luis Marcos y de actuación y guion con Danelly Núñez. En total fueron 30 horas de talleres, cuyo resultado podrá verse en una obra final inspirada en elementos propios de su identidad barrial, programada para la primera semana de diciembre y abierta a toda la comunidad. Junto a ello le teatro llegó al barrio con la compañía Periplos y su obra “Por qué el conejo tiene las orejas largas”.

Agendas participativas

El programa Acceso Regional está orientado a impulsar estrategias territoriales que fortalezcan las culturas y la identidad de las comunas con base en la participación comunitaria. Sus fondos son los únicos decididos y priorizados a nivel local por la Seremi de las Culturas.

En lo que va del año, el programa ya ha efectuado diagnósticos participativos en Máfil, Corral, Paillaco, Mantilhue Alto en Río Bueno y Riñinahue en Lago Ranco, que a diferencia de otros años han incorporado espacios culturales como la Biblioteca Municipal de Máfil, la Casona Cultural de El Llolly en Paillaco y la Escuela de Artes y Oficios de Corral.

En el caso de las agendas participativas y de acuerdo a la priorización de las propias comunidades, la Seremi de las Culturas ha financiado la presentación de Teatro Periplos en Trafún Chico, Panguipulli, además del financiamiento de un CD de música mapuche grabado por músicos de la comunidad.

En la Villa Claro de Luna de Valdivia se realizó un taller de teatro y ritmo, dirigido a niños y niñas del sector. Actualmente continúa en la junta de vecinos en la modalidad de laboratorio Cecrea, a cargo de las facilitadoras Danelly Nuñez e Isabel Tobar.

En el sector El Bosque de Los Lagos, la Seremi de las Culturas realizó un taller de teatro dirigido a las integrantes de la compañía de teatro comunitario Mujeres en Escena. El taller finalizó con el estreno de la obra “Mande no más patrón”, dirigida y adaptada por Yerko Tolic, quien también fue el encargado de guiarlas en el proceso de taller. La obra se presentó en el auditorio de Los Lagos frente a unas 80 personas, lo que además estuvo acompañado por una exposición en el hall, sobre los 17 años de trayectoria de la compañía. Otra de las actividades realizadas en este sector fue un taller de telar para mujeres a cargo de Claudia Maldonado.

El listado de actividades realizadas como parte de las agendas culturales participativas también incluyó un taller de artesanía en lana, dirigido a alumnos de la Escuela Rural de Llancacura, dictado por María Miranda, cultora de esta misma localidad; un taller con Alejandro Lacassie y Victoria Soto de la Escuela de Artes y Oficios de Corral para la creación colectiva de un logo para la localidad de Mississippi, el que luego fue plasmado en la técnica serigráfica.

En Lumaco las actividades comprendieron un taller de ñocha, realizado por el cultor mapuche de la zona, Daniel Huitraleo, para niños de la Escuela Rucaklen; un taller de serigrafía dirigido a integrantes de la comunidad, dictado por el restaurador bibliográfico Roberto Celis y como hito de cierre la reconstrucción simbólica del Ayllarewen de Külche Mapu, a través de relatos orales de los füchake che, en el contexto del kiñel mapu y la Escuela Rukakülen. En la jornada también se presentó el trabajo realizado por la comunidad en los talleres y se ofreció una función de la obra “Por qué el conejo tiene las orejas largas”, de Teatro Periplos.

En Nontuelá los vecinos decidieron apostar por los más jóvenes y se realizó un taller de liderazgo y formación de nuevos dirigentes, dictado por Daniela Alvarado, y un taller de gastronomía mapuche con Claribeth Gatica.

En una muestra de que los procesos de participación son constantemente adaptados para responder a las dinámicas de las propias comunidades, en la población Boettcher de La Unión se realizó una nueva sesión de planificación participativa, en la que, a pedido de la comunidad, se revisaron los acuerdos del 2017, realizando una nueva priorización de actividades e integrando a más participantes en las decisiones.

 

Volver arriba