Finalizó laboratorio de Diseño Escénico del Programa “Miradas Escénicas” en Tarapacá

Los representantes de seis compañías locales participaron de la instancia de capacitación de la Macroárea de Artes Escénicas del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, que se desarrolló en Iquique y Alto Hospicio, actividad que contempló los talleres de “Diseño escénico: Espacio escénico, vestuario e iluminación” y “Montaje en altura”, que estuvieron dirigidos para perfeccionar  a la comunidad artística regional.

Los diseñadores teatrales Cristóbal Ramos y Valentina San Juan, finalizaron el ciclo del taller  “Diseño escénico: Espacio escénico, vestuario e iluminación”, durante dos semanas revisaron las propuestas escénicas que compañías locales presentarán en sus próximas obras, iniciativa que el CNCA replicará en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Bío-Bío y Araucanía.

Enrique Saldes, profesional de las artes escénicas y representante de la macro área de las artes escénicas del Consejo de la Cultura, destacó  el trabajo en Tarapacá, “creo que sus propuestas son interesantes, partiendo porque esto es un laboratorio y no talleres porque así lo quisieron aquí. Lo otro es su sello propio que es un  valor agregado, es súper potente y no se encuentra en todas las regiones, no todas tienen este sello que lo hacen artistas de diferentes generaciones”. Declaró Saldes

Diseño teatral

La diseñadora teatral Valentina San Juan cree que la importancia del laboratorio no radicó en la enseñanza de herramientas si no en el uso que se hace de ellas en post de mejorar la escena del teatro local, “el objetivo es trabajar con las compañías locales, entender las necesidades, potenciar el trabajo visual y las soluciones de diseños para tener un trabajo con mayor calidad reflexiva, mejor acabado y solucionado. Para que puedan adquirir una metodología de trabajo que repitan en su trabajo de compañías”.

Ramón Jorquera integrante del Teatro No Más, quien trabaja en la presentación de su próxima obra “Huacho desde el olvido”, cuyo escenario es un cementerio salitrero,  valoró lo personalizado y concreto de la experiencia, “ellos son más simples, la simpleza de lo bonito, que este bien hecho, que tenga la profundidad poética para que vaya a escena y no sea una escenografía de utilería”.

Alfredo Pizarro actor de la Compañía de Teatro La Tranca, quien preparar la obra “Juan Domingo y la Sirena” que está inspirado en la fiesta del carnaval de Guañacagua cree que a iniciativa llenó un vacío en la escena local, “el diseño ha sido una falta porque no hay un espacio para desarrollar el tema escénico, nos faltaba el concepto de diseño teatral para poder desarrollarlo y practicarlo. Esto es una cuestión que está empezando  cada compañía se va enriquecer profundamente con  estos encuentros”

Gisela Villalobos de Iluri Colectivo Artístico, la actividad formativa permite convertir a la escena en un protagonista más de la obra de, “el diseño escenográfico determina el espacio y el lugar de los personajes y determina la geografía de la obra, en mi caso la escenografía es una parte importante de mi obra”, concluyó.

Volver arriba