Consejo de la Cultura y Senama entregan bibliotecas familiares para niños y niñas del programa voluntariado País de Mayores
  • El programa se implementa como piloto en las regiones de Tarapacá, Atacama y La Araucanía.

Como una manera de fomentar el acercamiento y gusto por la lectura en niños, niñas y sus familias, que participan en el Programa Voluntariado País de Mayores, en su componente Asesores Senior, el Consejo de la Cultura y las Artes y el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA), entregaron de 20 Bibliotecas Familiares a niños y niñas de las comunas de Victoria y Vilcún de La Araucanía. Esta iniciativa, que se enmarca en el Plan Nacional de la Lectura, consiste en la entrega de una colección de libros a familias en situación de vulnerabilidad del programa Familias Seguridades y Oportunidades que implementa FOSIS.

En la ceremonia de entrega de los libros, realizada en el auditórium de la Biblioteca Galo Sepúlveda de Temuco, los niños y niñas pudieron disfrutar del arte a través de la compañía Dancerías y del cuento “Fernando, el furioso”, a cargo de la Compañía 4 Elementos.

Asistieron la Encargada Nacional Programas Turismo Social y Voluntariado País de Mayores del Servicio Nacional del Adulto Mayor Paula Rodríguez, la directora regional de Senama Paloma Poo, el director de Cultura Pedro Mariman, el representante del Fosis Rolando Turra y  el consejero de Cultura Larry Malinarich, entre otras autoridades.

Le lectura como un derecho social

El director de Cultura, Pedro Mariman,  expresó que “este es un programa realmente hermoso, en el sentido que a través de la mediación de la lectura un grupo de adultos mayores trabajan voluntariamente con niños con vulnerabilidad social, que son parte de un programa de Fosis. Entonces son tres instituciones que se suman para implementar este programa que es parte del Plan Nacional de la Lectura y que implica primero la entrega de bibliotecas familiares con 30 libros que es lo que haremos hoy y posteriormente los asesores seniors se van a capacitar como mediadores, para finalmente guiar y  acompañar la lectura de los niños y sus familias”.

“El objetivo final de esta iniciativa es que la lectura sea un hábito cotidiano entendido como un derecho social, que fomenta la creatividad, la imaginación y que estimula al cerebro, y sobre todo promueve la empatía, porque mediante la lectura conocemos otros personajes, ideas, mundos que nos hace comprender mejor al otro y nos hace mejores ciudadanos, más comprometidos con nuestros semejantes”, concluyó Mariman.

La directora del Senama, Paloma Poo, manifestó que “a través de este programa queremos apuntar a que las personas mayores que acompañan este proceso educativo, que es voluntario, y que es un esfuerzo que ellos hacen desde el corazón con las ganas de seguir enseñando. En definitiva nos permite decir que los adultos mayores siguen siendo un capital social activo y su aporte es mucho más significativo”.

Nueva herramienta para el aprendizaje

Al sumar las Bibliotecas Familiares al programa Voluntariado País de Mayores, las personas mayores que se desempeñan como asesores senior, podrán realizar un acompañamiento lector a los menores con los que trabajan, lo que se materializará por medio de capacitaciones en las que participarán como mediadores de la lectura. En estas capacitaciones, se entregará a los asesores senior, herramientas para fomentar la lectura y se les enseñarán estrategias de mediación lectora, que les permitan transmitir a los niños  y niñas, el gusto y el hábito por leer, como instrumento para mejorar niveles educativos, desarrollar la creatividad y el pensamiento crítico.

De esta manera, las Bibliotecas Familiares serán un complemento esencial en la labor de los adultos mayores voluntarios, ya que permitirá contar con libros en el hogar, además de fomentar la cercanía con estos materiales.

Arlette Vásquez, estudiante del Colegio Marcela Paz de Victoria, agradeció la posibilidad de tener un asesor senior que la ayude en su proceso de aprendizaje, sobre todo de matemáticas que es lo que más que cuesta. En relación a la biblioteca que hoy recibió, dijo que “con estos libros encuentro que va a ser excelente para mis estudios, para ampliar mi vocabulario y a leer mucho mejor”.

Carlos Parra es asesor senior de la comuna de Victoria desde hace 6 años opinó que “es una idea estupenda, porque se les estimula el deseo por leer a los niños y nos permite aunar lo que nosotros hacíamos con esta nueva labor que es una fuente adicional de información para los niños y es una forma entretenida que permite incentivarlos mejor”.

Bibliotecas para el hogar

La entrega de ejemplares tiene por objetivo promover en el grupo familiar la cercanía con los textos, a partir del uso de la biblioteca del hogar.

El Consejo de la Cultura y SENAMA generando una biblioteca compuesta por 30 títulos de literatura infantil y juvenil para los 48 grupos familiares. Entre los títulos se encuentran: El Gran Gigante Bonachón; La Niña Violeta; Historia De Un Oso; Gabriela, La Poeta Viajera; La Peor Señora del Mundo; Ramón Preocupón; Tod@S Junt@S; Fernando Furioso; El Largo Viaje del Pequeño Pudú; Igor. El Pájaro Que No Sabía Cantar; Érase Una Vez Un Espacio; Regalo Sorpresa, entre otros.

Esta instancia se implementará como programa piloto en las regiones de Tarapacá, Atacama y La Araucanía, beneficiando a 48 hogares, que trabajarán con 24 voluntarios mayores.

Plan Nacional de la Lectura en La Araucanía

El Plan reconoce a la lectura como un derecho social para todos los habitantes de Chile. En La Araucanía los siguientes organismos se articulan para la formulación de acciones en conjunto: Consejo de la Cultura, Consejo Nacional de Televisión, Senama, Injuv, Mineduc, Senadis, Dibam, JUNJI, Integra, Archivo Regional y Chile Crece del Ministerio de Desarrollo Social.

El fomento de la lectura ha sido uno de los énfasis del Gobierno, que se ha materializado con la política del libro y la lectura, y el Plan Nacional de la Lectura. En La Araucanía este año debe diseñar el plan regional en conjunto con las diversas instituciones que conforman el comité intersectorial, instancia a la que también se invitará a la ciudadanía vinculada al sector.

Volver arriba