Con “Los cuentos del ekeko” finaliza una nueva versión de “Caleta de Libros” en Coquimbo
  • La iniciativa financiada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que cuenta además con el apoyo del Departamento de Cultura de la Municipalidad de Coquimbo, generó cerca de 350 préstamos y más de 200 socios, los cuales tuvieron la oportunidad de disfrutar con diversas presentaciones artísticas durante enero y febrero en dicho espacio de lectura.

Tras una exitosa temporada 2018, finalizó en el balneario La Herradura de Coquimbo la tercera temporada del proyecto “Caleta de Libros”, ejecutado por la Corporación Cultural Creamundos, gracias al financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y el apoyo de la Municipalidad de Coquimbo a través de su Departamento de Cultura. En la jornada, Hombre del Viento Teatro fue la compañía de artes escénicas encargada de cerrar el certamen con su aclamado trabajo titulado “Los cuentos del ekeko”, presentación que contó con una gran participación de la comunidad, la cual disfrutó activamente con las historias de este singular personaje.

Kamishibai fue nuevamente un clásico imperdible en “Caleta de libros”, en el cual niños y niñas  descubrieron esta técnica del teatro de papel. Asimismo, este 2018 se desarrollaron cuenta cuentos, talleres y charla de astronomía, convirtiendo a “Caleta de Libros” en verdaderos microcentros culturales, a través del cual no solo se aborda la literatura. Otro de los objetivos de este 2018 fue el cuidado del medio ambiente, realizando talleres y actividades relativas al cuidado de este. Se dispuso un contenedor de botellas plásticas que donó una empresa privada y material didáctico y de lectura gracias a la colaboración del Ministerio de Medio Ambiente, a través de su departamento de educación ambiental de la cuarta región.

“Para la Corporación Creamundos es una gran satisfacción poder contribuir al fomento lector de la región de Coquimbo, especialmente, instalando un espacio de lectura que conviva con la riqueza de sus paisajes y con la gran afluencia de turistas y habitantes que recibe la ciudad en verano. El Punto de lectura es esperado por los veraneantes y año a año, recibe gratas sorpresas respecto al crecimiento del público que pide libros, participa de las actividades, se involucra y enamora del proyecto. Este año nos sentimos muy orgullosos por haber, además, integrado el tema del cuidado del medio ambiente como eje central de las actividades”, detalló Fernanda Arrau una de las creadoras del proyecto.

Volver arriba