Un total de 1.361 organizaciones indígenas participaron en primer ciclo de programa de revitalización cultural

El Programa de Fomento y Difusión de las Artes y las Culturas de los Pueblos Indígenas iniciará durante marzo un nuevo ciclo bienal a través de los Diálogos de Priorización. En ellos, junto con organizaciones indígenas y afrodescendientes, se definirán las líneas de trabajo de revitalización cultural que se abordarán en sus territorios en el nuevo ciclo 2018-2019.

Después de dos años de su puesta en marcha, el Programa de Fomento y Difusión de las Artes y las Culturas de los Pueblos Indígenas, que desarrolla el Departamento de Pueblos Originarios del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, cerró su primer ciclo bienal. En total, participaron 1.361 organizaciones indígenas en el país y afrodescendientes en Arica y Parinacota, las que que fueron parte del diseño, ejecución y evaluación de 16 planes regionales de revitalización cultural que se ejecutaron en todas las regiones del país, además del territorio Rapa Nui.

Estos planes cubrieron un total de 168 comunas e impulsaron las líneas de revitalización definidas en los diálogos participativos entre la institución y las organizaciones, en cada región y territorio. Los Planes de Revitalización Cultural, emanados de esos diálogos, tuvieron el objetivo de potenciar la preservación y proyección de expresiones culturales y artísticas tradicionales y contemporáneas, a partir del diálogo y la participación constante.

Entre las actividades priorizadas en los Planes de Revitalización Cultural, destaca el fomento de la revitalización lingüística, reconocida como uno de los elementos de mayor urgencia y trascendencia para la mantención y resguardo de las culturas indígenas. Sobresalen aquí los internados lingüísticos, la Escuelas de Idiomas Indígenas,  talleres de lenguas, nidos de revitalización  de lenguas dirigidos a niñez preescolar en Rapa Nui, encuentros de sabios indígenas, entre otras muchas instancias implementadas.

También han sido abordados de manera transversal, actividades relacionadas con rescate de la memoria colectiva y el patrimonio cultural indígena.

Este programa cuenta con tres componentes de implementación bienales. El primer componente consiste en la realización de diálogos de priorización entre las organizaciones indígenas y afrodescendientes y el Departamento de Pueblos Originarios, con el objeto de priorizar acciones e iniciativas a implementar. El segundo componente del programa se ocupa de ejecutar las acciones priorizadas en el primer componente, mientras que el tercero está destinado a la difusión e intercambio cultural nacional y regional.

Desde su partida, el programa trabaja con los pueblos aymara, quechua, lickanantay o atacameño, colla, diaguita, rapa nui, mapuche, yagán y kawésqar, más la comunidad afrodescendiente en la región de Arica y Parinacota, y la comunidad chango en Caleta Chañaral de Aceituno, región de Atacama.

Para este mes se proyecta el inicio de los Diálogos de Priorización del segundo ciclo bienal del programa. En ellos se buscará definir de manera conjunta, entre los pueblos y la institucionalidad cultural, las líneas de revitalización cultural que se abordarán en los siguientes dos años en cada región del país.

Volver arriba