Esta mañana se dieron a conocer los nombres de los proyectos que representarán a los más de treinta países que estarán en la primera versión de la Bienal de Diseño de Londres, a realizarse entre el 7 y el 27 de septiembre en el centro cultural Somerset House del Reino Unido, lugar que recibirá al evento de talla mundial que ya se posiciona como uno de los primeros escenarios para la exhibición de trabajos relacionados con la innovación e investigación de la disciplina.En esta edición participarán trabajos de treinta y cinco países de todos los continentes; Brasil, México y Chile son los representantes de América Latina.

“Como Consejo de la Cultura estamos muy entusiasmados con el rol de nuestros representantes en la primera Bienal de Diseño de Londres y sabemos que esta será una oportunidad no sólo de intercambio cultural, sino que también significará un importante paso en la creación de vínculos comerciales entre el sector creativo de nuestro país y el resto del mundo. Será además un gran salto en el reconocimiento y proyección que adquieren cada día los talentos a quienes estamos muy orgullosos de poder apoyar”, celebró el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone.

La Bienal de Diseño se realizará en el marco de la Semana del Diseño de Londres, una de las principales atracciones de la ciudad, que recibe a más de dos millones de visitantes al año. Sólo durante las tres semanas del evento, el Somerset House espera recibir a más de cien mil visitantes entre diplomáticos, líderes mundiales del sector creativo, representantes del mundo de los negocios, funcionarios del área del comercio, periodistas y líderes de opinión.

En el anuncio, realizado en Londres por el director del Somerset House, el académico Chris Turner, destacó la propuesta chilena “The Counterculture Room” del laboratorio de fabricación Fab Lab Santiago, que representará una instalación a escala 1:1 del proyecto elaborado por el gobierno de Salvador Allende en 1971 el cual aspiraba a elaborar un sistema de gestión e información cibernético único en el mundo, que pretendía sentar las bases de una plataforma tecnológica que uniría a los trabajadores con las autoridades a través de un flujo de información en “tiempo real” (mediante el uso de microondas y telex). Esta plataforma sería administrada por un “cerebro” que uniría el corpus productivo y económico del país, abriendo una ventana futurista y vanguardista. La aventura se llamaría CIBERSYN (Sinergia Cibernética).

“Nuestra premisa es que este proyecto, de carácter transversal, sistémico y extremadamente vanguardista para la época, constituyó un notable ejercicio de diseño impensado en el mundo, especialmente a principios de los años 70. La propuesta de Fab Lab Santiago busca dar testimonio de ese sueño llevado a la realidad a través de una empresa utópica liderada por el intelectual británico Stafford Beer y el ingeniero chileno Fernando Flores, y que logró funcionar por algunos meses”, explicó Andres Briceño, co-director de Fab Lab Santiago.

La representación chilena en Londres cuenta con el apoyo del Consejo de la Cultura, en conjunto con la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores (DIRAC), desde el inicio del proceso con el llamado a participar, la recolección de propuestas y posterior financiamiento del proyecto seleccionado, además de la colaboración de Corfo.

Tomás Vivanco, co-director de Fab Lab Santiago, afirmó que el Laboratorio de Fabricación Digital “es una plataforma que busca vincular mediante proyectos el mundo social, académico y profesional. Para ello, es clave la compresión de los fenómenos socio-culturales locales y cómo ellos se pueden sintetizar para la construcción de algún objeto o espacio mediante un determinado soporte tecnológico”. Además agregó: “Nuestra participación en la bienal es el reflejo de la creación de una cultura interna que nos permitirá exponer internacionalmente los procesos creativos y reflexiones del laboratorio”.

“The Counterculture Room” se presenta como una vitrina que permite evidenciar el histórico potencial y carácter innovador de los creadores chilenos, lo que posiciona al país y al laboratorio como un referente en la escena internacional y que se suma a la participación de Fab Lab Santiago en eventos como el Encuentro Mundial de Fab Labs en Shenzhen, el Encuentro Latinoamericano de 2016 y el Encuentro Mundial de Fab Labs de 2017, estos dos últimos organizados en Santiago.