Proyecto en torno a la fotografía de Adolf Meyer culmina con la presentación de sitio web de colecciones digitales
  • La actividad que fue posible gracias a la adjudicación de un Fondart Regional 2017 se realizará este 26 de enero a las 20 horas en el Museo de la Exploración R.A Philippi, con el objetivo de poner a disposición de la comunidad en formato digital el corpus completo de las imágenes de este reconocido fotógrafo alemán.

Investigar la colección de negativos del fotógrafo Adolf Meyer, almacenada en los depósitos de la Dirección Museológica (DM) de la Universidad Austral de Chile, fue uno de los objetivos primordiales tras el proyecto denominado “Paisaje, territorio y patrimonio local en la fotografía de Adolf Meyer”. La iniciativa, financiada por el Consejo de la Cultura a través del Fondart Regional en su convocatoria 2017, tendrá su hito de cierre este viernes 26 de enero con la presentación de su sitio web de consultas a la colección. La actividad se realizará a las 20 horas en los Jardines del Museo de la Exploración R.A Philippi y es de acceso liberado.

El proyecto se enfocó en llevar a cabo la documentación, registro, conservación preventiva y digitalización de las 525 imágenes, en negativos de placas de vidrio y acetato de celulosa del artista. Esto con el fin de compartir con el público, aportando al conocimiento del territorio y patrimonio fotográfico, reforzando la identidad, además de generar las condiciones para que esta colección original perdure en el tiempo.

La colección de negativos fotográficos de Adolf Meyer es un testimonio del paso del tiempo en el paisaje de territorio sur austral. A través de la imagen logra capturar paisajes y dar cuenta de su estado natural y las transformaciones culturales que vivió en la década de 1930 y 1940.

Según indicó la Conservadora de la Dirección Museológica y encargada del proyecto, Mariana Vidangossy, la iniciativa apuntaba a indagar sobre la vida de Adolf Meyer como fotógrafo y realizar una biografía para contextualizar la colección. Sumado a esto se digitalizó y documentalizó la colección, ordenando la información contenida en los sobres originales proporcionados por el autor a un software de gestión de colecciones de código abierto para difundirla al público a través de una plataforma web interactiva.

Otro punto importante que destacó Vindangossy fue la etapa de conservación de la colección, la cual se realizó por medio de sistemas de almacenaje adecuados y bajo parámetros de conservación actuales. De igual forma, la iniciativa que comenzó su ejecución en agosto del 2017, planteó dentro de sus objetivos poner en valor y a disposición del público las colecciones existentes en la Dirección de Museo UACh, sea para fines educativos y sin fines de lucro, además de proponer nuevas formas de democratización y participación del conocimiento.

“Encontramos que una parte relevante dentro de esta propuesta corresponde a la etapa de difusión, en donde el usuario no solo podrá apreciar la colección por medio de la plataforma web, sino también tendrá la opción de participar de forma interactiva a través de la creación de cuentas de usuario, identificando lugares, edificios, contextos, eventos u otro tipo de comentarios en las fotografías, tomando un así un rol activo en la generación de conocimiento de nuestro patrimonio”, señaló la conservadora.

La historia tras el fotógrafo

Adolf Meyer von Stemann nace el 6 febrero de 1890 en Steinhorst, Alemania. Hijo del juez Georg Heinrich Albert Meyer y Laura Auguste Constanze Christiana Meyer (apellido de soltera von Stemann). Veterano de la primera Guerra Mundial (1914-1918), fue enviado a África donde es apresado por los ingleses siendo posteriormente liberado.

Tras la finalización de la guerra, contrae matrimonio el 04 de octubre de 1919 en Hamburgo, con Frida Rasmussen Krüger con quien no tuvo descendencia. Hacia 1920, en el contexto de la crisis económica, durante el periodo de post-guerra, se produce una migración alemana estimada, según Livi-Bacci, en unos seis millones de personas. Entre los migrantes que se embarcaron hacia otras latitudes, y específicamente al territorio chileno, se cuenta a Hugo Rasmussen, hermano de Frida Rasmussen Krüger, quien registra matrimonio en Chile en 1919 junto a Verónica Szenieza . Rasmussen juega un papel destacado como vicepresidente de la Sociedad Alemana de Empleados de Comercio en 1927 vinculado a la Casa Hans Frey, reconocida casa de venta de artículos fotográficos.

Conforme a fuentes orales de su familia, Hugo habría realizado las gestiones para traer a su hermana Frida y a su cuñado Adolf Meyer para trabajar junto a él en Chile. Llegaron a, Valparaíso el 25 de septiembre de 1926, donde vivieron durante cinco años, además de pasar unos meses en Copiapó y Los Ángeles, para establecerse finalmente el año 1932 en Valdivia. En 1948, Adolf Meyer y su esposa obtienen la residencia definitiva otorgada por el Estado de Chile el año 1948.

Hacia 1930 la Casa Hans Frey desvinculó sus sucursales, las que continuaron en el rubro de la fotografía, y a cargo de Hugo Rasmussen, la sucursal de Temuco y de Adolfo Meyer la de Valdivia.

La sucursal en Valdivia de la Casa Hans Frey, a cargo de Adolf Meyer, ubicada en la calle O’Higgins 481, frente a la Plaza de la República, abre sus puertas el 14 de febrero de 1932, según consta en el aviso publicado en el diario El Correo de Valdivia. Sin embargo, duraría pocos años en la ubicación original, ya que posteriormente, en 1935, fue trasladada a su lugar definitivo, Independencia #500. Hasta ese entonces, la casa de artículos fotográficos se reconocía con la marca Hans Frey, sin embargo, desde 1937 comienza a aparecer como “FOTOMEYER”.

En aquellos años, diversas postales de Valdivia y sus alrededores fueron tomadas por Meyer para ser vendidas como recuerdo en la tienda. Su autoría se distingue por las iniciales “AM”, en la mayoría de los casos. Gran parte de su trabajo se produce entre la década del 30 y el 50. En diversas fuentes consultadas, Adolf Meyer se autodenomina comerciante ya que, además de postales y artículos fotográficos, vendía discos, artesanías, recuerdos enfocados al turismo y, posteriormente, boletos de lotería, ampliando más tarde su giro a la venta de semillas.

Establecido ya en Chile trabaja como corresponsal fotográfico en Valdivia para el semanario ilustrado “Der Sonntag”, dependiente del diario Deutsche Zeitung Für Chile, donde sus fotografías fueron portadas en diversas ocasiones. Destaca en su trabajo la fotografía de regatas en el río Valdivia, visitas ilustres en el puerto de Corral y otros acontecimientos importantes para la colonia alemana que fueron noticia nacional, como también sus postales, que aparecen en revistas relacionadas con el turismo por ejemplo “La Turismo Austral”.

Adolf Meyer cumple un rol importante en la documentación del territorio, como testimonio visual de épocas pasadas, a partir del gran legado de fotografías del paisaje urbano y rural de la región y el territorio sur austral de Chile.

Volver arriba