Libro de la arquitecta chilena Catalina Pollak abre el debate sobre el espacio público

La artista presentó este mes “Outsider”, publicación financiada a través del Fondo de Fomento a la Arquitectura, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. A la venta en la librería Metales Pesados.

“Phantom Railings” (“Rejas Fantasma”) es una obra de la arquitecta y artista chilena Catalina Pollak, quien durante los años 2012 y 2014 se tomó un segmento del muro perimetral de Malet Street Gardens, en Bloomsbury, Londres, e instaló una compleja pieza sonora que busca corregir la tranquila ubiquidad, hacer visibles las rejas en la ciudad y, más aun, invita a tener una visión crítica de su uso y función, que define un límite entre quién o qué está protegido y quién o qué se excluye.

Este mes, Pollak lanzó “Outsider”, libro financiado a través del Fondo de Fomento a la Arquitectura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, que tiene por objetivo otorgar apoyo a proyectos de difusión artística y cultural de la arquitectura y urbanismo en medios de comunicación, espacios expositivos o públicos, mercados de comercialización o circuitos de exhibición de alcance nacional relevantes para el fomento de la disciplina.

“La publicación profundiza los debates sobre ciudad y espacio público que la obra interactiva ‘Phantom Railings’ nos invita a mirar, al hacer tangible un fragmento del pasado histórico de Londres, desde la simple poética que se produce al traducir el movimiento de los peatones en el sonido metálico de una reja inexistente. ‘Outsider’ tiene la función de mantener vigente tanto los clonks metálicos que dejaron de sonar en ese jardín de Bloomsbury una vez que la obra fue retirada, como de extender la discusión crítica sobre las políticas que operan en la producción y control del espacio público”, explica Catalina Pollak.

El texto funciona como complemento a la poesía de “Phantom Railings” y proporciona el contexto histórico para una obra que retrata un momento particular de la historia de la capital inglesa, cuando en medio de los años ’40 se retiraron las rejas de plazas y jardines, hasta ese momento privados, para fundir el hierro y utilizarlo en la producción de municiones durante la Segunda Guerra Mundial. En aquel entonces, los espacios verdes se abrieron a las personas de todas las clases sociales, como una victoria para la democracia y el progreso social. Las autoridades locales obtuvieron el derecho a comprarlos y mantenerlos para el beneficio de todos.

Durante la última parte del siglo XX, se reinstalaron las rejas y una vez más el acceso fue controlado. Desde entonces, su imagen de las barras de hierro se volvió tan omnipresente y común que muchos habitantes hoy no notan su presencia.

El lanzamiento del libro incluyó una mesa redonda en Proyecto Pendiente Mil m2, junto a Ignacio Szmulewicz, experto en proyectos de arte público y temas de ciudad; Sophie Halart, historiadora en arte latinoamericano y residente en Londres; el arquitecto Fernando Portal y la moderación de Pablo Rivera, quienes discutieron sobre los eventuales cruces entre la ciudad de Inglaterra y Santiago, considerando las profundas diferencias históricas entre las capitales.

“Outsider” se encuentra a la venta en la librería Metales Pesados.

Volver arriba