El “microcultivo del arte” llega desde la Antártica

Tras compartir con científicos en la Antártica, Allan Jeffs, chileno que reside en Ecuador, replantea su propuesta creativa: sus obras tendrán como materia prima colonias de hongos, bacterias y levaduras.

Después de su paso porla Antárticaya nada será igual para el creador chileno residente en Ecuador, Allan Jeffs. Luego de completar una residencia artística de quince días en el continente blanco ha replanteado su propuesta creativa.

Viajó hasta tierras heladas gracias al apoyo del Instituto Antártico ecuatoriano para concretar una intervención. Ubicó en medio del incomensurable paisaje cinco personajes construidos en resina y cubiertos con mantos de paja toquilla. Esta instalación, que representa a indígenas de las costas ecuatorianas, próximamente la repetirá en Galápagos y luego en los glaciares del volcán Chimborazo.

“La idea es graficar, mediante la posición reflexiva y de contemplación de estos personajes, sobre la importancia de que Ecuador tenga una base enla Antártica”, argumentó Jeffs respecto de su obra denominada “Ex – sistencia”.

Pero esta intervención se transformó en el pretexto para ir más allá. El artista plástico vivió una experiencia que transformó su visión y márgenes creativos. Tras compartir con científicos –en especial con el microbiólogo Javier Carvajal- descubrió una nueva herramienta de soporte para sus obras. Se trata nada menos que de hongos, bacterias y levaduras.

A partir de la observación de microcultivos en el laboratorio –vía microscopio y en directo-, decidió dibujar, trazar y combinar colores en las placas de petri (pequeños recipientes redondos, de cristal o plástico, empleados para el microcultivo), utilizando los diminutos seres vivos.

“Comencé a hacer líneas entre los microcultivos y más tarde dibujé. Es impresionante. Es la unión de dos mundos: la ciencia y las artes. Esto nos hace mirarnos hacia adentro, a diferencia de lo que hacemos habitualmente: observar hacia el exterior”, sostuvo el artista que compartió su nueva visión con la directora del Consejo Regional dela Culturay las Artes (CRCA), Paola Vezzani.

El insospechado descubrimiento, también representa para Jeffs una herramienta atractiva para la enseñanza, a partir de la interacción entre científicos y artistas. “Tenemos la idea de que los científicos no comparten mucho su mundo, pero en esta residencia he comprobado lo contrario. Además, esto me confirma que es posible educar e incentivar a los niños desde las artes, para que también puedan descubrir el mundo del laboratorio y microbiología. Este puede ser el gran aporte de las obras que comenzaré a preparar desde ahora”.

La iniciativa de este artista plástico se relaciona directamente con la propuesta que el CRCA está desarrollando a través del programa Sello Región, cuyo objetivo es generar identidad antártica a través del arte y la cultura.

Allan Jeffs, vive en Guayaquil desde 1975 y ha exhibido sus trabajos en España, Puerto Rico, Costa Rica y Ecuador. Estudió en la Escuela de Artes Plásticas del Viejo San Juan, (San Juan – Puerto Rico); en la facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil (Ecuador) y es miembro fundador del Taller de Artes Gráficas de la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas. (Guayaquil – Ecuador).

Volver arriba