La agrupación teatral de la región de Coquimbo se encuentra cerrando su primera temporada de retrospectiva

  • Entre abril y mayo La Serena tuvo teatro durante sus 8 fines de semana consecutivos, una temporada de inédita duración y alta convocatoria que dejó satisfechos a organizadores y asistentes. Esto fue la Retrospectiva Teatropuerto, una revisión a los tres primeros años de creación teatral y del trabajo con audiencias de la agrupación del mismo nombre que tiene como base de operaciones un espacio llamado “Casona La Gaviota”.

El equipo organizador, encabezado por Rodrigo Zarricueta Chacana, actor y director de Teatropuerto, saca cuentas alegres al cierre de una serie de presentaciones que marca un precedente en cuanto a público alcanzado. Más de 600 espectadores totales habla no solo del trabajo desarrollado por Teatropuerto sino también del aumento de las audiencias de artes escénicas en la ciudad. “Tuvimos funciones con gente que se quedó afuera, notamos una muy buena recepción por parte del público. Es interesante ver como en un par de años la demanda por espacios culturales y espectáculos ha aumentado, nos gusta ver que espacios como este y otros de la ciudad se llenen de personas y que sean ellos mismos, además, quienes se encarguen de traer a nuevo público”, puntualizó Zarricueta.

Esta temporada y otras actividades se financian gracias al Programa Otras Instituciones Colaboradoras del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. “Para nosotros es un honor tener de socios estratégicos a instituciones como Teatropuerto, jóvenes profesionales muy comprometidos con el desarrollo teatral de nuestra región de Coquimbo, estamos felices de haber terminado esta temporada de Retrospectiva con tanto éxito, debemos seguir apoyando este trabajo, nosotros como Estado y toda la ciudadanía como público en las funciones”, señaló Daniela Serani Elliott, Directora Regional del CNCA.

El itinerario

En La Serena nunca se había realizado una temporada teatral de 2 meses de duración y con estrenos cada fin de semana. En abril se dio el vamos y, el telón se abrió para “La Marilym”, el drama de un transgénero de Coquimbo. El trabajo pertenece al dramaturgo Héctor Álvarez y fue estrenado en 2014 como parte de la primera Temporada Teatropuerto, instancia que precede a su formalización como agrupación. El segundo y tercer fin de semana de la retrospectiva presentó “Viola de mayo” y “Bombal, que no caiga la pluma”, ambos trabajos de Dayán Guerrero. El primero cuenta la relación entre tres facetas de la personalidad de Violeta Parra vividas a través de 3 mujeres; el segundo, repasa la vida de la escritora María Luisa Bombal y es la primera parte del “Proyecto Escritoras”, iniciativa ganadora de los fondos de cultura 2014.

De vuelta a la retrospectiva, la cuarta obra fue “La Mantis”, adaptación de “La mantis religiosa” de Alejandro Sieveking. Tres funciones repletas fueron el contexto de esta obra que se desarrolla en espacio no tradicional ya que utilizando el movimiento del público por los diferentes salones de La Gaviota, los asistentes se sumergen en la historia de tres hermanas y un secreto oculto en una de las habitaciones.

“Antígona”, se estrenó a comienzos de este año en el marco del Encuentro La Gaviota y volvió durante la retrospectiva. El trabajo fue dirigido por Andrés Hernández y es una adaptación del texto original de Jean Anouilh.

La segunda parte del “Proyecto Escritoras”, “Teresa, grande entre lo pequeño, pequeña ante lo infinito”, tuvo presentaciones en el segundo fin de semana de mayo con cerca de cien espectadores. El montaje, también a cargo de la dramaturga Dayán Guerrero, repasa los principales hitos en la vida de Teresa Wilms Montt, escritora viñamarina que a principios del siglo XX desafió a la aristocracia nacional no tan solo con su particular vida, sino que también desde las letras cargadas de erotismo.

“Perro Puerto”, también del dramaturgo Héctor Álvarez, es uno de los trabajos más antiguos en los que ha participado la agrupación Teatropuerto. Estrenada originalmente el 2004, la obra se mueve por los bajos fondos de Coquimbo a inicios de los 2000. Prostitutas, travestis, pescadores y un crimen son la atmósfera de esta obra que tuvo un reestreno el año 2014 y volvió a presentarse en 2017, esta vez con la versión completa del texto original. “Pensé que iba a ser casi imposible retomar este texto de tantos espacios, lugares y personajes. Finalmente resultó y se nota que Perro Puerto es una obra muy querida por el público. Se notaron las ganas de verla, de estar ahí. Se nos agotaron e incluso pusimos ubicaciones de más. Ver esa efervescencia, esas ganas de apreciar una historia dolorosa pero llena de esperanza y amor, fue muy lindo. Es importante reflexionar sobre la identidad, la discriminación y nuestra realidad”, señaló el dramaturgo.

El cierre de la Retrospectiva Teatropuerto fue especial para los organizadores puesto que la obra presentada “Balvina Nieves, mi madre del Elqui” es el resultado del primer egreso de la Escuela Teatropuerto, instancia de profesionalización no formal enfocada a adultos con interés por las artes escénicas. El trabajo, desarrollado por el dramaturgo Bosco Cayo, transcurre en La Serena durante 1978. En el sector de Las Compañías, José es dirigente sindical y planea tomarse la planta deshidratadora en la que trabaja. Su madre, Balvina, deja la ruralidad y baja a la ciudad, donde se verá enfrentada a lo que considera correcto y el amor que siente por su hijo. Sobre el montaje, Bosco Cayo señala que “se realizó a partir de un informe de las mismas alumnas de la escuela. Ellas recabaron información familiar sobre la época, particularmente sobre mujeres. A partir de esos insumos se creó esta adaptación, la historia de una madre que termina involucrándose política y responsablemente en la realidad de su hijo. Se convierte en dirigente y lo que dice la obra es que siempre se puede cambiar, siempre se puede avanzar en contextos de injusticia”. Sobre trabajar con Teatropuerto, Cayo señala que “fue interesante, un espacio de descubrimiento y harto diálogo entre la escuela y los procesos creativos. Yo creo que la obra tuvo ese resultado porque la escuela sabía el valor que tenía este egreso. Fue enriquecedor porque me encontré con 5 actrices que lo dan todo en su trabajo”.

Cabe destacar que el montaje es también importante para Teatropuerto puesto que fue galardonado como el Mejor Montaje del Festival de egresos EXIT del Sindicato de Actores de Chile, realizado en Santiago durante marzo de este año.

A Chile y al mundo

Tras las cuentas alegres que dejó su exitosa temporada, el trabajo para Teatropuerto no se detiene. De junio a noviembre, las obras de la agrupación han sido invitadas a diferentes lugares de Chile. “Tenemos invitaciones para viajar al norte y al extremo sur del país presentando parte de nuestro trabajo. Como oportunidad nos viene muy bien pero sobre todo nos parece interesante por las oportunidades que representa el llegar a diferente público. Es una buena oportunidad para dar a conocer el teatro que se realiza en la región de Coquimbo”, afirma Zarricueta.

La primera presentación de la Retrospectiva Itinerante será de “La Marilym” que se presentará en Ovalle durante junio. En julio, “Viola de mayo” estará en Arica como parte del Carnavalón Teatral. Agosto también está reservado para el norte del país con nuevas presentaciones de “La Marilym” tanto en Arica como en Iquique.

Por su parte, la obra “Teresa, grande entre lo pequeño, pequeña ante lo infinito”, será parte de la cartelera del Teatro del Puente durante el mes de septiembre. Este montaje también se presentará en octubre como parte de la parrilla del festival Cielos del Infinito de la región de Magallanes.

En octubre, Teatropuerto está nuevamente invitado al  Festival Colombiano de teatro Ciudad de Medellín con sus montajes “Teresa, grande entre lo pequeño, pequeña ante lo infinito” y “Antígona”. Cabe destacar que la agrupación ya ha representado al país en este encuentro, puntualmente el año 2016 con su obra “Bombal, que no caiga la pluma”. Ese mismo mes, “Antígona” tendrá presentaciones en Valparaíso, puntualmente en la sala de teatro de la Universidad de Playa Ancha mientras que Viña del Mar tendrá la oportunidad de presenciar “Bombal, que no caiga la pluma…”.

Con todo esto, Teatropuerto continúa trabajando desde la región de Coquimbo no tan solo en sus próximas presentaciones sino también en el desarrollo de audiencias y formación teatral. “Es un trabajo que vale la pena realizar y, sobre todo, vale la pena compartir con la comunidad”, finaliza Zarricueta.

Volver arriba