Con “El Mesías” de Händel cierra la Orquesta de Cámara de Chile su temporada 2017

El Mesías es un oratorio compuesto por el alemán Georg Friedrich Händel en 1741, con arraigo en las antiguas pasiones y cantatas alemanas. La obra tradicionalmente se asocia a la Navidad, aunque no trata sólo del nacimiento de Jesús de Nazaret, sino de toda su vida.

Con esta magistral obra el elenco del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, dirigido por Alejandra Urrutia, cierra su temporada 2017 en el Teatro Municipal de Ñuñoa (Irarrázaval 1564 / Viernes 22 de diciembre, 20 horas, entrada liberada).

La obra se divide en tres actos. El primero, se basa en la venida del Mesías, y tiene por tema el Adviento y la Navidad, donde se anuncia la venida de Cristo. El segundo, ilustra la Pasión, la Resurrección y la Ascensión, y finaliza con el “Aleluya”, con coro, trompetas y timbales. En la tercera parte, se relata la victoria de Cristo ante la muerte y el Juicio final. Para la interpretación de esta pieza, la Orquesta de Cámara de Chile será acompañada por el Coro Magnificat, conducido por Marcela Canales.

La jornada comenzará con la interpretación de la Obertura de La Clemencia de Tito” de Wolfgang Amadeus Mozart, ópera compuesta para la coronación de Leopoldo II de Austria, como rey de Bohemia.

El adiós de un maestro

El concierto tendrá una significación especial para el elenco. Uno de sus miembros más antiguos cede su atril. Se trata del músico Francisco Quesada, maestro de maestros en la interpretación del violín, quien se retira de la Orquesta luego de varias décadas de destacada carrera.

Quesada es hijo de padres españoles, nacido en París. Llegó a Chile siendo un niño, comenzando a esa edad sus estudios de violín. Integró muy joven la Orquesta Sinfónica y cuando Fernando  Rosas creó la Orquesta de Cámara de la UC fue llamado a integrarla y a desarrollar una amplia labor pedagógica. Se integró a la OCCh en los primeros años de la década del 90.

Al respecto su directora titular, Alejandra Urrutia, expresó que “hay distintas maneras de servir al mundo y el maestro Quesada eligió dedicar su vida a la música como un ejemplo de generosidad y entrega. Gracias maestro y mis mejores deseos para esta etapa de júbilo”.

Volver arriba