Dos charlas de Fotografía se realizarán en Centex
  • Con el conversatorio “La archivística porteña de Sergio Larraín y la ponderación del Barrio Rojo” se iniciarán las charlas de Fotografía el jueves 23 de agosto, al mediodía,  en el Centro de Extensión (Centex) del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio (Plaza Sotomayor 233, Valparaíso). 

En el marco del Mes de la Fotografía y del ciclo “Del olvido a la memoria insuficiente”, que busca revisar el pasado y presente de los archivos documentales, se realizarán dos charlas organizadas por el fotógrafo e investigador, Jorge Villa, en el Centro de Extensión (Centex) del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

La primera charla está dedicada al trabajo que el afamado fotógrafo, Sergio Larraín, desarrolló en Valparaíso, Se denomina “La archivística porteña de Sergio Larraín y la ponderación del Barrio Rojo” y está referida a las míticas fotografías que Larraín captara en Valparaíso durante los años cincuenta y principios de los sesenta. Junto a Jorge Villa, participarán como invitados el coordinador de Comunicaciones del Museo de Historia Natural de Valparaíso, Juan Pablo Cruz; y el investigador sobre el Barrio Rojo de Valparaíso Bohemio,, Néstor Flores.

Jorge Villa adelanta que el interés del público estará en la recreación de la bohemia porteña en una época que, según estadísticas de entonces, existían más de mil salones de baile, boites y también prostíbulos, todos escenarios del tapiz nocturno. “Como parte de esta puesta en escena, mostraremos durante la charla la maqueta de Los Siete Espejos, el prostíbulo porteño más famoso de todos los tiempos. Además, volveremos a clasificar fotografías que han sido erróneamente contextualizadas”.

Respecto al ciclo “Fotografía, del olvido a la memoria insuficiente”, Villa señala que se refiere a la relación positivo-negativo que hay entre las dos charlas que se han programado en Centex. “La primera mira al pasado con el deseo de deshacer mitos en pro de la verdad y la memoria. La obra de Sergio Larraín no está bien clasificada, incluso por la misma Agencia Magnum, por decir algo, sólo dos de sus fotografías atribuidas al prostíbulo Los Siete Espejos corresponden a dicho lugar”, señala el fotógrafo.

La segunda charla “Recordando el futuro: fotógrafos con la web como soporte” mira hacia el futuro, intercambiando impresiones con fotógrafos que trabajan exclusivamente usando las plataformas web como soporte (redes sociales, Instagram, Facebook). “No tienen expectativas de hacer exposiciones ni libros de artista. Con ellos estableceremos una conversación para imaginarnos cómo serán las curatorías del futuro y cómo cambia la expectativa de trascendencia… o no caer en el olvido”.

La primera charla se realizará el próximo jueves 23 de agosto, a las 12 horas, en el Auditorio del Centex, ubicado en Plaza Sotomayor 233, Valparaíso. La segunda conversación se hará en el mismo lugar, al mediodía del jueves 6 de septiembre. Ambas charlas son organizadas por el Centro de Documentación (Cdoc) del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Valparaíso y sus archivos

El primer puerto de Chile es generador espontáneo de mitos, es la ciudad que nunca fue fundada, y esto se traduce en que la inteligencia de lugar más que ceñirse a la historia tiende a la ponderación. El valor de los archivos, su conservación y el cruce de información permite justamente contextualizar la mitología porteña y acercarla a la Historia. Fue justamente esta metodología lo que advirtió al investigador, Nestor Flores: la mayoría de las fotografías que se atribuyen al prostíbulo “Los siete espejos”, no fueron realizadas en dicho lugar. En paralelo, Jorge Villa realizaba lo propio con “La Ruta de Sergio Larraín en Valparaíso”. Por una casualidad se conocieron y dieron forma a estas charlas para difundir un contexto más realista a las referencias que circulan en la web. Es más, los investigadores aseveran que la propia agencia Magnum incurre en imprecisiones con muchas de las fotos que están en su portafolio “Larraín”.

Larraín, el hombre-mito

La vida de Sergio Larraín Echenique (1931-2012) es más que el mito que lo rodea. El fotógrafo se retira en la cúspide de su carrera para no fomentar el comercio de imágenes violentas, deja la agencia francesa Magnum para recluirse a practicar la meditación, pintura y la escritura epistolar desde la comunidad de Tulahuén, Región de Coquimbo. No fue la única renuncia: proviniendo de la élite chilena, prefirió viajar pernoctando en hoteles baratos, conocer las rutas extranjeras desde el otro lado. Tempranamente, abandona sus estudios de ingeniería para formarse como fotógrafo en Estados Unidos. Más tarde, regresa a Chile y realiza una serie de viajes por la zona sur. Vuelve a Valparaíso, da un salto al altiplano boliviano y de ahí, a Europa. Las calles del viejo continente, y especialmente Londres, son formadoras de su carácter. Cuando vuelve a Valparaíso, en la década del sesenta, su visión ya no es sólo estética. Larraín se introduce en la vida de prostíbulos de la ciudad puerto, siendo quizás la primera vez que los bajos fondos chilenos son elevados en una categoría artística y humana que hasta entonces estaba invisibilizada.

 

Volver arriba