Estudian realizar mega obra poética de Zurita en los acantilados costeros de Tarapacá
  • Se trata de una obra que sólo pueda ser vista desde el mar. Durante dos semanas el director de cine José (Pepe) Torres ha realizado diversas locaciones entre la costa de Pisagua e Iquique por cielo, tierra y mar.

Se trata de un trabajo visual monumental de Raúl Zurita y cuyo título provisorio es, “Y verás un mar de piedras”. Viene a completar una trilogía de Zurita que nace con la “Escritura en el cielo”  donde en la década de los 80 con cinco aviones escribió una serie de poemas en el cielo de New York (Queens), trabajo al cual después de más de una década le siguió el poema “Ni pena ni medio”, que se hizo en la región de Antofagasta con retroexcavadoras y solo puede verse desde el cielo.

El anteproyecto de este trabajo es financiado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. El productor, cineasta y novelista “Pepe” Torres, realizó durante dos semanas las locaciones por la costa entre Pisagua e Iquique, filmando y tomando fotografías tanto por cielo mar y tierra, para lo cual contó con la colaboración de la Armada de Chile.

Torres explicó que en el mes de octubre en la Galería de Arte Isabel Aninat, de Santiago, se realizará una intervención de 6 a 7 minutos, “Se plantea sentir el lugar, mostrar los acantilados, con los textos que en principio iría recitado por Zurita con el sonido natural del oleaje mar y el viento, pero Raúl va a tomar la decisión.  Lo que se verá es el lugar, el espacio y la sensación con el texto de él como una maqueta”, dijo el artista.

Monumental

Hasta el momento se tiene contemplado un farellón de 3 kilómetros de largo, por 500 metros donde se pretenden proyectar una serie de versos mientras oscurece, mientras Zurita recita, a medida que va anocheciendo los textos van desapareciendo.

“Este proyecto se va a concretar el año 2019, hay que hacer pruebas, tal vez con proyectores, láseres, algo que no sea invasivo, ni algo súper electrónico. Tiene que ser lago que vaya en relación a un acto poético.  A él le gusta mucho cañones de proyección como los que usaban los teatros o en la ópera, pero esto pasa por una cosa logística de prueba que tenga una coherencia con la obra poética”, aclaró Torres.

El artista lleva tres años realizando el documental “Zurita de Chile”, donde ha sostenido  muchas conversaciones, “en un momento él me dice hace dos años, -quiero que tu hagas el concepto visual de esto y que hagas la captura del lugar- Me llamó hace unas semanas atrás y me dijo que hay que partir al norte”

Finalmente destacó el rol de la Armada de Chile y de la Dirección Regional de Tarapacá, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, en especial a su directora Milisa Ostojic Soto,  quienes han prestado todo su apoyo desde el primer momento, “para ellos se transformó en una misión lo que nos provoca mucho agrado. Es muy rico cuando las personas se fascinan con algo que en principio es muy intangible, como lo es  escribir textos con luces en los cerros”, declaró.

Volver arriba